Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Va a bañarse, pero su Terranova gigante le había preparado una sorpresa en el bañera (Vídeo)

No te pierdas la reacción de Phantom cuando sabe que su dueña va a darse un baño...

Por José Manuel Cano , 5 jun. 2020

El Terranova sabe que su dueña va a bañarse

Ya sabemos que bañar a un perro nunca es una misión sencilla. Cierto es que hay algunos canes a los que les encanta el agua, chapotear y nadar, pero por norma general, la gran mayoría de los perros tuercen el gesto cuando saben que llega la hora de la ducha

Para muchas mascotas, el cuarto de baño se convierte en un lugar traumático desde la primera vez que lo pisan. Tan sólo oír el grifo correr ya les parece un momento aterrador, por lo que los dueños utilizan diversos trucos para hacer más llevadera la experiencia.

En su misión de cero traumas, muchos propietarios intentan que el perro asocie el baño a experiencias positivas y para ello les hablan en tono cariñoso e incluso le dan un juguete que le guste o un premio para que vincule la bañera con estímulos positivos.

Una vez sabido esto, prepárate para morirte de risa con este vídeo de un Terranova llamado Phantom Blue que parece que quiere devolverle el favor a su dueña. La propietaria, Rossana, abrió el grifo para darse un baño relajante y, al regresar a la bañera, se encontró con tres peluches empapándose bajo el agua. 

No se recomienda lavar al Terranova con champú ya que podría perder las propiedades impermeables de su pelaje

¿Qué había ocurrido? Evidentemente, Phantom asoció ideas y le llevó sus peluches preferidos a la bañera para que no tuviese 'miedo'. ¡Tal vez incluso el perro quería meterse en la ducha! Solo hay que ver la cara del gigantón para darse cuenta de que no entiende qué es lo que ha hecho mal. Algo se le escapa.

Cabizbajo, Phantom parece incluso negar con la cabeza como maldiciendo su suerte porque su dueña le está echando una buena reprimenda por su travesura. Sus juguetes preferidos están en el interior de la bañera y no entiende por qué a su dueña no le gustan. ¡Si son sus preferidos!

Su dueña, Rossana, lejos de enfadarse, y al comprobar que Phantom está arrepentido, termina sucumbiendo y riéndose con la cara de pena de su perrito. Eso sí, los peluches hubo que ponerlos a secar. Más arriba puedes ver el vídeo de la divertida escena. Aquí debajo te dejamos otro bonito vídeo de Phamtom Blue.