Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Un pastor alemán fisgonea la vida de sus vecinos y le inventan algo para que cotillee ¡aún mejor!

¿Pero quién está al otro lado de la valla? Te presentamos a un perro con enorme curiosidad por sus vecinos y al invento que crearon específicamente para él...

Por Ismael G. Cabral , 2 jun. 2020

Un perro con enorme curiosidad

Jennifer Bowman vive en una típica casa con jardín en Sacramento (California) y adora los perros. Por eso un día decidió hacer tres estudiados agujeros en la valla que separa su terreno del vecino. ¿Para qué? Pues te diremos que con el objetivo de hacer feliz a Penny, un perro de raza pastor alemán.

10 razones de peso para compartir tu vida con un pastor alemán

Durante algún tiempo observó cómo su perro tenía una gran curiosidad por lo que pasaba al otro lado de la valla. ¡Era todo un fisgón de categoría! El perro cada día intentaba buscar alguna grieta para poder mirar lo que sucedía en la otra casa. 

El invento perfecto

Por eso Jennifer tuvo la singular idea de coger una sierra de calar y hacer tres medidos agujeros en la cerca a la altura de la rodilla; dos arriba, uno más grande abajo.

Al principio Penny no entendía nada de lo que su compañera humana estaba haciendo. Pero cuando contempló los agujeros comprendió de inmediato su utilidad. Y los ha estado usando desde entonces. A través de los agujeros superiores el perro puede cotillear a gusto y con el inferior incluso puede olfatear todo lo que pasa