EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

El infierno de pasear con su perra abandonada en Bilbao: una vecina les acosa y amenaza a diario

mujer paseo perro calle dog-serious

Imagen de archivo. Una chica pasea a su perro por la calle

© Shutterstock

La preocupación de Alexandra, que sufre esta situación desde hace tres años, es especialmente por su perra. “Cada vez que nos cruzamos con esta mujer parece que todos los esfuerzos que hacemos con el animal se van al traste

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 15/6/20 17:54

Imagina. Te mudas a otra ciudad. Nueva vida, nuevos proyectos. Todo pinta bien, pero se tuerce con algo muy sencillo: un paseo con tu perro. Y además, perdura en el tiempo. Hace poco más de tres años que Alexandra se mudó a Bilbao y desde entonces los paseos con su perra son todo un infierno: una vecina les acosa y amenaza a diario.

Cuando pasear a tu perro se convierte en un infierno por una vecina

“Durante unos meses no tuve problemas, pero un día me crucé con su marido y sus perros. Yo iba con mi perra que es asustadiza y ladra mucho, cuenta Alexandra en declaraciones a Wamiz. “Me aparté, le cedí el paso. Él me insistió en que pasara yo primero amablemente y me apresuré a cruzar la calle”

Hasta aquí todo normal. “Pero entonces esta mujer, que escucha como sus perros y la mía se han ladrado, los suyos incluso ladran más, sale al balcón: me ha amenazado, insultado, hecho fotos, grabaciones y puesto denuncias falsas. Alexandra opta por ignorarla y continuar su camino. “No quiero causar problemas y menos con la policía”

Esta situación la vive prácticamente a diario en estos últimos tres años. Aparte de lo desagradable del asunto, la preocupación principal de Alexandra es su perra. Se llama Falbala, como el personaje de Astérix y Obélix. El animal es rescatado de la calle. Es muy asustadiza y trabajamos –ella y su novio – de forma constante para que mejore

Abandonaron a su perra de cachorra en un polígono

“La encontré en un polígono donde la habían abandonado”, cuenta la joven. Entonces la perra solo tenía unos meses, “los suficientes para entender que estaba sola” 😢😢😢. Alexandra recuerda que al principio el animal no quería ni salir a la calle. “Te ponía cara de pena absoluta, como si pensara que la ibas a abandonar, otra vez”

perra falbala tumbada casa bilbao
A Falbala le encanta dormir con su hermano perruno. ©Imagen cedida por Alexandra

Ese miedo que tiene Falbala hace que la perra esté en la calle alerta y nerviosa. “No soporta ni a los perros ladrando ni a gente gritando, pero hemos estado trabajando con ella y hemos reducido esto a que solo se ladre con perros. Estos pequeños pasos terminan por chocar con la vecina. 

“Cada vez que nos cruzamos con esta mujer parece que todos los esfuerzos que hacemos con el animal se van al traste”. Alexandra, que es muy consciente del trabajo con su perra, sale con ella a un descampado siempre atada, que haga sus cosas y luego ya volvemos, unos 20-30 minutos de paseo”

Insultos y amenazas desde el balcón

Pero a la vuelta siempre está la señora en el balcón. “Ella sale a gritarme o a que vea como está llamando a la policía. He llegado hasta a cambiar de ruta con la perra, para no pasar bajo su balcón, y ahora resulta que ella decide empezar una ruta con sus perros justo por donde yo estoy paseando”

Alexandra ha hablado en multitud de ocasiones con la Policía Local. Al parecer, todo el argumento de la vecina es que la perra es de raza peligrosa y va sin bozal. “Falbala es de tamaño mediano y no entra en el registro de razas peligrosas. La policía ya me ha dicho que con no provocar un enfrentamiento, vamos bien”

Toda la tranquilidad que quiere es sobre todo para su perra. “A lo mejor conseguimos que no ladre durante tres días, nos cruzamos con ella y vuelta a empezar” 

Esta joven, su pareja y sus perros no han tenido problemas con ninguno de los otros vecinos. “La gente sabe que la perra ladra y que me apartó o me voy por otro camino para evitar conflictos”. “Soy la única con perros en el edificio y solo tiene problemas conmigo, pero en el barrio cuenta con 15 denuncias y 2 juicios por acoso y amenazas

perra falbala casa confinamiento
Falbala en casa durante el confinamiento por coronavirus. ©Imagen cedida por Alexandra

Alexandra, pese a la carga que supone esta circunstancia, intenta mantener su línea de ignorarla, sin embargo es complicado. “Le puse una denuncia por pegar un cartel en mi portal insultándome”, cartel al que ha tenido acceso Wamiz. “También tuve que llamar varias veces a la Policía porque me esperaba frente a casa”

“La Policía nos dice que ellos poco más pueden hacer. Como mucho si les llamo, lo registran y median. Al no haber una agresión física, nos aconsejan acudir a un abogado, pero tampoco sabemos quién se puede encargar de este tipo de temas con perros de por medio, lamenta la joven. 

Si puedes ayudar a Alexandra, este es su email de contacto: alexandrajuzgado@gmail.com

Algunos perros que sufren abandono o maltrato animal tardan bastante tiempo en adaptarse, en olvidar que no volverán a pasar por ello. Alexandra ha tenido perros toda su vida, incluso ahora Falbala convive con otro de cinco años y “se llevan muy bien, siempre duermen juntos”

El carácter de la perra su es muy manso, “asustadiza y desconfiada, sí, pero de estas perras charlatanas que le dices algo y te responde con gruñiditos”. Falbala jamás ha mordido a nadie y Alexandra solo quiere solventar esta situación por la estabilidad de ellos mismos y especialmente de su perra