Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Tras varios meses perdido, un hombre sin hogar se reúne con su perro y el vídeo da la vuelta al mundo

Una conocida puso en aviso a Anthony: probablemente su perro se encontraba en un refugio local. La escena del reencuentro deja al mundo sin palabras.

Por José Manuel Cano , 23 jun. 2020

Un hombre se reencuentra con su perro perdido

Nos llegan unas imágenes que se están haciendo virales y que resultan tremendamente conmovedoras. El vídeo podría definirse de una forma sencilla: un hombre sin hogar se reencuentra con su perro perdido, titular que resulta muy simplista pues, a veces, estos encierran historias demenciales de amor y supervivencia.

El protagonista de nuestra historia se llama Anthony Rogers y es un artista sin hogar que suele moverse por la zona de Midtown Memphis. Junto a él siempre caminaba Bobo, un perro de lo más leal y servicial que su dueño rescató cuando solo era un cachorro. 

Anthony vio a Bobo por primera vez en una casa que las personas frecuentaban para consumir drogas. Evidentemente, Bobo no tenía dueño, por lo que decidió convertirlo en su fiel aliado. Su amistad tiene un punto de mayor emotividad pues, gracias a Bobo, su dueño asegura haber dejado las drogas. Al menos no ha consumido ninguna sustancia en el año en el que ambos comparten vida. 

perro con su dueño sin techo
Anthony y su perrito Bobo días después de la reunión  ©WMCactionnews

El problema es que Bobo desapareció varios meses atrás en la zona de Midtown Memphis. Sin saber cómo, Anthony despertó una mañana sin su perro junto a él y aquel día comenzó una batalla para su búsqueda que llegó a dar por perdida.

Tras varios meses de búsqueda, una mujer que conocía a este 'sintecho' lo puso en situación: hay un perro que juraría que es el suyo en un refugio local, concretamente en Memphis Animal Services-. Por suerte para Anthony, esta vieja conocida suya trabajaba en esa perrera. 

Un vídeo que hace llorar

La escena que verás a continuación tuvo lugar un jueves por la noche del mes de septiembre de 2019, en Tennesse (Estados Unidos). Anthony se personó en el refugio en un mar de dudas esperando reencontrarse con Bobo. Le pidieron que esperase en el vestíbulo para que pudieran sacar al perro. En el momento en el que ambos se cruzaron la mirada por primera vez se montó la gran fiesta.

Bobo reconoció a Anthony al instante y ambos se fundieron en abrazos, besos y carantoñas durante unos segundos realmente emocionantes para todos.

Los voluntarios captaron el momento en vídeo, completamente ensimismados con la situación al ver al pobre Anthony agachado y roto de emoción al volver a sentir a su perro en sus brazos. "Reunir a alguien con un animal querido que ha estado a su lado día tras día es una experiencia gratificante, y saber que Bobo podrá estar a su lado para el resto de su vida aún más", comentó Emily Ziegler, uno de los empleados del refugio.

"Significa mucho para mí. Es un buen perro y estoy muy agradecido a todos los voluntarios por su tiempo y por cuidarlo", dijo Rogers.