Ahora en Wamiz :

Publicidad

Este perro de refugio no puede creer cuando, después de 8 años, por fín lo adoptan

perro marron en el campo dog-wow

Todos merecemos una oportunidad 

© Facebook Tierheim Solingen

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, y en este caso es más que cierto. Cuando parecía que no habría una segunda oportunidad para Henry, se produjo el “milagro”. 

Por Jade del Arco

Publicado el 29/6/20 11:00

Henry es un apacible perrito mezcla de Labrador y Pastor Alemán que llegó al refugio de Solingen (Alemania) hace nada menos que ocho años. Aunque, a priori, nada impedía una adopción para él, ninguna familia quiso darle esa segunda oportunidad… Hasta ahora. 

Toda una vida en el refugio

Tras ocho años, Henry pasó a ser uno más en el refugio; incluso compartían imágenes de su día a día en la página de Facebook de Tierheim Solingen, donde contaba con muchos seguidores. 

 

Wir wünschen einen wundervollen Sonntag :) Unser Henry genießt bereits das tolle Wetter ❤

Posted by Tierheim Solingen on Sunday, February 17, 2019

Cuando parecía que Henry pasaría toda su vida allí, le llegó su merecido final feliz; y era tan deseado por todos que hasta los medios locales se hicieron eco de lo sucedido.

"Es raro que los animales encuentren un nuevo hogar después de tantos años", explicó René Nitsch, empleado del refugio, a RP Online. 

No podía haber una familia mejor 

 

Happy End für unseren Henry 😊❤️ Nach acht langen Jahren im Tierheim war es letzte Woche auch für unseren Henry soweit....

Posted by Tierheim Solingen on Monday, June 15, 2020
 "Final feliz para nuestro Henry. Un gran deseo se ha hecho realidad", publicaba el refugio hace solo unos días. 

Una familia, por fin, había decidido dar a este perrito el hogar que merece. Se trata de Verena S. y su familia, que ya conocían al animal. Voluntarios del refugio, habían ido a ver y pasear a Henry durante años, pero no podían darle todas las comodidades en su casa. 

Finalmente, hicieron las adaptaciones necesarias para poder llevarlo con ellos. ¡Menos mal! 
Y es que la situación no era fácil… “O bien un animal encuentra rápidamente una familia, o se le considera problemático", explicaba Nitsch a la misma fuente. 

Pero en este caso, perro y humanos eran ya “viejos” amigos, por lo que el final no podía ser más redondo y feliz. 

Recuerda: la adopción salva vidas