Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Su cámara de vigilancia captó a la paseadora de perros haciendo algo muy indecente (Vídeo)

Tenemos que tener mucho ojo cuando dejamos a nuestro perro con alguien. Una mujer de Nueva York ha compartido en las redes sociales unas imágenes que revelan el trato que recibió su amigo de cuatro patas cuando lo dejó en manos de un paseador de perros...

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 15/7/20 10:00

Debido a las largas jornadas de trabajo que habitualmente tiene, Shayna Bryan contrató hace unas semanas los servicios de un paseador de perros para sus dos amigos. Afortunadamente, la mujer posee un sistema de vigilancia en el hogar que reveló la dedicación real de la mujer que, supuestamente, vino a cuidar de sus animales.

Un paseador con oscuras intenciones

Shayna había estando inscrita a Wag! desde hacía tres años; se trata de una aplicación móvil en la que se ofrece contactar con paseadores y cuidadores de perros que ofrecen ahí sus servicios.

Sin embargo, y tras haber contactado con uno de ellos, cuando revisó desde su teléfono la cámara de seguridad de su hogar no pudo creer lo que contempló. El supuesto cuidador estaba ignorando por completo a los animales porque encontró otra ocupación más lucrativa, la de robar a Shayna un abrigo, varias joyas y el contenido de un bolso que encontró. 

Pillada infraganti

Atónita mientras veía lo que sucedía en su apartamento, la mujer decidió activar una alarma. La penetrante y molesta sirena asustó al ladrón. Además ella activó un micrófono y le indicó que devolviera de inmediato sus pertenencias porque estaba siendo filmada. 

La mujer rápidamente comenzó a dejar todo donde lo encontró y salió huyendo del piso. Los perros, que no dejaban de observarla, se veían confundidos ante la extraña situación que estaban viviendo. Y Shayna, por su parte, decidió compartir las imágenes del robo en Twitter

Imágenes impactantes

En las imágenes vemos a la mujer regresando de dar un paseo con los perros. Una vez que les quita la correa en el piso comenzó a hurgar por todas partes para ver qué podía llevarse.

Shayna se lamentó de que, al parecer, ni siquiera había puesto bien las correas a los perros. "Estaban mal abrochadas y podían haber salido corriendo y escaparse", comentó. 

Desde que el caso se hizo público la compañía se puso en contacto con ella para indicarle que, por su parte, también habían denunciado a la policía los hechos. Y evidentemente, la supuesta paseadora ya no ofrece los servicios en la plataforma.