Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Una perra protege a su amo enfermo: cuando sale del hospital, tiene una reacción terrible

perra marron triste dog-happy

Qué carita de pena... 

© Facebook @Association Sauve ton bourbon et Cie

Una historia desgarradora que demuestra que el corazón de los animales no tiene límites. ¿Habrá una nueva oportunidad para Bobynette? 

Por Jade del Arco , 25 jul. 2020

La situación que vivió esta preciosa perrita llamada Bobynette no la merece ningún animal. Todo empezó el pasado 20 de junio, cuando la perra salió a pasear con su dueño por el campo. En ese lugar, ambos se encontraron con Cécile que también estaba paseando a sus perros.

En el momento que se cruzaron... uno de sus peludos, una perra llamada Ona, comprobó que algo no iba bien en la vida de Bobynette.

Según explican desde la página de Facebook de la Association Sauve ton bourbon et Cie, Bobynette se encontraba junto a su amo -que estaba tendido en el suelo- a la espera de encontrar a un salvador. Fue entonces cuando Ona corrió hacia ella y vio que su amiga peluda no se separaba un segundo de su papá humano que estaba inconsciente. 

Inmediatamente, Cécile llamó a los bomberos, que se llevaron al anciano pero no a su mascota; ya que no tenía identificación. Cécile no fue capaz de dejarla allí y se la llevó a casa hasta que su papá estuviese completamente recuperado. 

Un reencuentro que nadie esperaba 

Afortunadamente, el papá de Bobynette salió del hospital unos días después, pero el reencuentro entre ambos no fue el esperado: el anciano, que habría sufrido lesiones, no reconocía a su perrita y no quería hacerse cargo de ella. ¡Qué situación! 

Sin embargo y eso es lo que nos parte el corazón, el animal sí que reconoció a su humano. Saltó de alegría al verle, pero la reacción no fue correspondida. 

Y al final… 

La Association Sauve ton bourbon et Cie se hizo cargo de Bobynette, que estuvo unos días triste y sin apetito. Aunque lo ideal es que encuentren una familia para ella, de momento no está preparada para ser adoptada, explican desde la protectora. Por el momento, seguirá con ellos hasta que vaya al veterinario y esté 100% recuperada.  

A pesar de todo, es una perrita con suerte. Por un lado, su salvadora Cécile no la dejó caer; por otro, la asociación que cuida de ella como merece y, por si fuera poco, para hacer más llevadera su pena, Bobynette ya tiene dos nuevos ángeles de la guarda. Se llaman Veronique y Xavier y se han convertido en padrinos de esta monada. 

¡Ojalá esta luchadora se recupere pronto del trance y encuentre una familia que le de todo el amor que merece!