Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Esta tigresa fue encontrada en la basura junto a sus hermanos: ¿quién puede hacer algo así?

gata subida silla jugando jardin cat-sad

Sus ojos amarillos encandilan a todos

© Facebook Patas Protectora de animales

Tigretona, como se llama la gata, está a cargo de Patas Protectora de animales. Ahora está sola y necesita una familia que le dé una oportunidad. ¿Le echas una pata? 🐱

Por Lola Duarte , 25 jul. 2020

La crueldad y sangre fría humana parecen no conocer sus propios límites. Hace poco más de un año alguien tiró a la basura a esta gata junto a sus hermanos en el Puerto de Santa María, en Cádiz. Les abandonaron allí siendo todavía bebés 😭😭😭. ¿Quién puede hacer algo así?

La gata fue abandonada en la basura como si fuera un mueble

Fue Patas Protectora de animales de la localidad gaditana quien se hizo cargo de los gatos desde el primer día. Ya ha pasado un año. Sus hermanos encontraron adopción estos meses atrás, sin embargo esta gata todavía espera una familia que se fije en ella 😢😢😢. 

 

🕉🎈🕉🐾 TIGRETONA 🕉🎈🕉🐾 Esta muñeca está en adopción, ella tiene un añito y es una gatita muy dulce 🐱. Ella fue...

Posted by Patas Protectora de animales on Tuesday, July 14, 2020

Tigretona, que así la llamaron, “es una gatita muy dulce”, asegura la protectora. Al parecer esa mirada de ojos amarillos está hecha toda una ¡gata faldera! Es decir, no es una gata que disfrute sentada en tu regazo: pasará toda su vida en tu regazo si tiene la oportunidad 😋😋😋. 

Eso sí, cuando a ella le apetezca, no al antojo humano. “Le gusta estar a tu lado, ella está sana y si la conocieras te enamorarías de ella en el primer instante”, asegura quienes la llevan cuidando este último año.  

Tigretona merece la misma oportunidad que sus hermanos, merece una familia a la que volver loca con su eterno amor de regazo. ¿Te has quedado prendado de ella? Si te gustaría ayudarla dándole un hogar, ponte en contacto aquí 👇: 

Envía un mensaje privado a Patas Protectora de animales

Recuerda: la adopción salva vidas