Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Salva a un perro encerrado en una conejera: 2 días después, la policía llama a su puerta

El animal había estado encerrado durante dos años y corría el riesgo de sufrir un golpe de calor. 

Por Jade del Arco , 31 jul. 2020

Ficelle es una perrita que vivía en unas condiciones que dejaban mucho que desear; la asociación protectora de animales francesa Les Sales Gosses intentó ayudarla, pero no todo salió como esperaban. 

Según cuentan en su página de Facebook, la perrita había estado retenida, viviendo durante dos años en una jaula (o conejera) y a la vista de todo el vecindario sin que nadie hiciese nada por ella.

Cuando la protectora se enteró de la situación, intentaron proceder de la forma habitual y se pusieron en contacto con la policía local. 

Atados de pies y manos 

Al acudir al Ayuntamiento para definir cómo debían actuar de forma adecuada, se encontraron con dos problemas: 

  1. Que no podían denunciar en nombre de la asociación, sino que debía ser una denuncia particular que, finalmente, puso uno de los voluntarios. 
  2. Que, al ser fin de semana, no conseguían localizar a la autoridad competente para llevar a cabo el procedimiento por la vía correcta. 

Ante esta situación, y para que el perro no se quedase todo el fin de semana en esas condiciones: encerrado a más de 30º de temperatura, con riesgo de padecer un golpe de calor; decidieron primar la vida del animal e intervenir.   

De pronto, apareció la policía  

 

24heures de Garde à vue mais pas que.... Mise en Cause pour ESCROQUERIE !!! Souvenez vous de la sortie in extremis de...

Posted by Association Les sales Gosses - LSG on Monday, July 20, 2020

Dos días después, la policía se presentó en la puerta de la casa de Arnaud, el voluntario que interpuso la denuncia a título personal. ¿Qué hacían allí?

Lo retuvieron y registraron su casa para encontrar a Ficelle. Tras prestar declaración, recibió una citación para comparecer ante el tribunal.

Afortunadamente, la perrita, que no estaba en el domicilio del voluntario, salió bien parada de esta rocambolesca historia y, tras recibir cuidados veterinarios, se encuentra bien de salud y a buen recaudo.

La asociación, actualmente, sigue protestando por todo lo sucedido y reclama soluciones.