Ahora en Wamiz :

Publicidad

Deja a su pastor alemán en una pensión 14 días: después se lleva un buen susto

cachorro pastor aleman asomado puerta madera dog-angry

Imagen de archivo de un cachorro de pastor alemán

© Shutterstock

Buscó una residencia canina para alojar a su perro mientras él se iba de vacaciones. Al regresar a las dos semanas, sucede algo impensable.

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 10/8/20 9:54

Karl P. es un señor de 64 años propietario de una residencia canina en Aquisgrán, una ciudad balneario situada cerca de la frontera alemana con Bélgica y los Países Bajos. Según relata, un día un joven se presentó en sus instalaciones acompañado por Ulf, un pastor alemán de nueve semanas.

Deja a su pastor alemán en una pensión 14 días: después se lleva un buen susto

El humano del perro quería dejarlo allí porque se iba de vacaciones, y así fue durante 14 días. Después fue cuando vino la preocupación 😢😢😢. Antes de decidir que su perro se alojaría allí, a los ojos de Karl el joven parece particularmente cuidadoso y preciso. 

Parece un dueño modelo

El susodicho no despierta sospechas. Presenta al cachorro Ulf a Karl, le solicita información sobre la gestión de la residencia y le habla al señor alemán sobre la personalidad de su perro

El joven parece muy atento y ansioso por asegurarse de que la estancia de su perro allí sea perfecta. Karl, obviamente, le cuenta con entusiasmo todos los beneficios de su guardería canina.

perro pastor aleman tumbado suelo
Al pequeño y gran Ulf le gusta estar en compañía ©Tierheim & Tierschutzverein

El humano del pastor alemán le explica a Karl que le gustaría contratar sus servicios durante dos semanas, el tiempo que en teoría duran sus vacaciones. Así que, convencido con todo lo que le ofrece el gerente de la residencia, el joven decide dejar a Ulf allí

Hasta el momento todo parece normal. Alguien que se preocupa porque su perro esté bien mientras se marcha de vacaciones. Pero a la vuelta de los 14 días previstos, el hombre no se presenta ni a pagar y mucho menos a recoger al perro.

Todo es una estafa

Al ver que no había rastro del joven, Karl intenta contactar con él por teléfono. Al otro lado nunca hay respuesta 😢😢😢. Durante las siguientes ocho semanas, el gerente alemán se queda con Ulf, le da de comer y le trata con mimo.

cara pastor aleman
Dicen de Ulf que es todo un toberllino ©Tierheim & Tierschutzverein

Karl mantenía la esperanza, quería pensar que el dueño del pastor alemán solo habría sufrido un percance. Sin embargo, después dos meses se da cuenta de que nunca volverá 😠😠😠.

Al no poder hacer otra cosa, lleva a Ulf a la perrera de Aquisgrán y presenta una denuncia ante las autoridades. ¿Quién puede abandonar a un ser vivo que te mira con este cara? Ojalá el culpable de tan cobarde abandono sea localizado y pague por sus actos.