Ahora en Wamiz :

Publicidad

Gata nacida con una grave malformación sorprende a todos

Todos la dieron por muerta, pero Zara, a pesar de su grave malformación, logró asombrar a médicos y voluntarios, hasta que encontró un nuevo hogar para ella.

Por José Manuel Cano

Publicado el 2/9/20 11:01

Zara nació con una malformación severa

Hoy conocemos a Zara, una gatita que nació con una malformación en el lado izquierdo del cerebro. Basta con mirarla para darnos cuenta de su grave patología ya que solo tiene un ojo, una fosa nasal y su cerebro es claramente asimétrico.

Pese a ello, esta gata ha sorprendido al mundo por su fuerza. Más allá de su singular apariencia física, ella es única en cuanto a superación. Zara ha logrado sobrevivir contradiciendo todos los pronósticos médicos y ahora ha encontrado una nueva familia.

Una gatita especial

Su malformación es muy notable, se nota nada más verla pues su cara es muy particular e incluso podría dar miedo, pero esta gata no ha perdido su dulzura.

De hecho, destaca por ser un animal muy tierno, tanto por dentro como por fuera, pero sobre todo porque tiene la fuerza de un tigre.

Lo más normal en su caso es que no hubiese sobrevivido más de unos días después de haber nacido con semejantes patologías, pero Zara pronto demostró que estaba hecha de otra pasta. 

Ya tiene ocho meses de edad y ahora ha encontrado una nueva familia tras pasar la primera parte de su vida en el Comité Itty Bitty Kitty, en Charleston (Estados Unidos), donde decidieron ponerla en adopción tras ver que superaba todas las adversidades.

¿Te gustaría adoptar un gato? Aquí tienes opciones de sobra 

Una familia propia

Pese a la deformación severa que sufre, Zara no necesita tratamientos especiales. Ha superado las suficientes dificultades para aprender a vivir como cualquier otro gato. 

Su nueva dueña, Kerry Drabish, recuerda que sintió amor a primera vista cuando la conoció en la protectora:

"Mi marido se mostró reacio a adoptar otro gato porque ya teníamos cinco, pero cuando vio a Zara no pudo resistirse"

Así pues; la familia se amplió con la llegada de Zara, que ahora vive en un hogar en el que comparte techo no solo con dos humanos sino con otros cinco hermanos felinos. Lejos de lo que muchos podrían pensar, Zara es la imagen de la pura felicidad.

"Su personalidad es única. Fue tan adorable que conquistó a todos rápidamente", comenta Kerry. ¡Y es que estamos ante una verdadera fuerza de la naturaleza!