Ahora en Wamiz :

Publicidad

Tiene que intervenir urgentemente cuando descubre lo que su gatito hace por la noche

Este minino ha pasado la delgada línea entre ser tomado por un delincuente y la fama… ¡Te lo contamos! 

Por Jade del Arco

Publicado el 6/9/20 11:23

Se llama Jordan, es blanco y negro, vive en Pennsylvania y es un pequeño delincuente que ya ha alcanzado la fama en las redes sociales.

Hasta tal punto que, medios como Daily Mail, muy populares en Estados Unidos, le han dedicado espacio en sus noticias. 

Como otros muchos gatos, este minino empezó llevando a casa pequeños obsequios para su humana, Bj Ross, como ratones o pájaros muertos. Y es que esos “tesoros” o pequeñas presas son, en realidad, un regalo del felino, su extraña forma de mostrar aprecio. 

El gato con botas

gato camara de seguridad
¡Pillado! ©Facebook @Jordan The Feline Cat Burglar

Afortunadamente para Ross, Jordan dejó a un lado a los animalitos para llevarle… ¡Zapatos! Cada noche el minino sale a “cazar” y lleva a su mamá unas zapatillas de deporte, una chancla, unas botas, etc. Cualquier tipo de calzado es de su agrado y lo roba sin miramientos. 

Al principio, Ross no le dio mucha importancia a esos zapatos que aparecían en su jardín y los tiraba. Pero a día de hoy tiene más de 37 pares. 

Buscando al dueño/a 

 
Jordan the feline cat burglar loves stealing shoes

Hide your shoes at all costs from this thieving cat! 😱 via ViralHog

Posted by Daily Mail on Tuesday, August 25, 2020

Después de preguntar en el vecindario sin averiguar quién es la víctima de los robos nocturnos de su gato, Ross creó un grupo de Facebook dedicado al minino. 

“37 zapatos después, no tengo ni idea de dónde los consigue”, señala el papá del gato.

Este grupo, que en un principio tenía como objetivo devolver los hurtos de esta gato-ladrón (que no es el único, por cierto), acabó haciéndose viral. A día de hoy cuenta con, nada menos que, 18.000 miembros.

Sin embargo, entre esta gran cantidad de fans de Jordan no se encuentra, por el momento, con el propietario de los zapatos. ¡Qué gran misterio!