Ahora en Wamiz :

Publicidad

Repartidor de Amazon se equivoca de camino: cuando se para a mirar el GPS escucha un ruido espeluznante

hombre mira hacia atras en un coche dog-wow

Un hombre mira hacia atrás alertado por un ruido

© YouTube Outside

Este joven repartidor no contaba con lo que estaba a punto de presenciar. 

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 7/9/20 8:17

A veces que uno se pierda en el camino trae cosas realmente inesperadas. El navegador del coche no siempre da las indicaciones pertinentes y hasta los más expertos se despistan.

Es el caso de un repartidor de Amazon que se equivocó de camino: cuando se para a mirar el GPS escucha un ruido espeluznante y se quedó petrificado con él 😱😱😱.

¿Qué pasó por el camino?

Cassabria, de 24 años de edad, hacía su ronda de entregas en Woburn, situado en el estado americano de Massachusetts. Al tener que pararse por el error del GPS, escuchó un ruido inquietante: era un perro ahogándose en una piscina 😱😱😱. 

Todo ocurrió un caluroso día del pasado mes de agosto. El repartir de Amazon no tenía ni idea de qué era ese ruido al principio. “Nunca había escuchado algo así en mi vida”, le contó a la CNN. Tenía claro que no era bueno y alguien necesitaba ayuda

Al asomarse al patio dio con lo que ocurría. Vi un perro atascado en la piscina. Mi corazón se estremeció y salté a la piscina sin pensarlo, con ropa y todo”. La cabeza del perro apenas sobresalía del agua 😥😥😥.

repartidor amazon junto al husky que rescata
El repartidor junto al husky rescatado ©John Cassabria

“Nadé con el perro en mis brazos, lo sostuve lo mejor que podía y lo saqué fuera de la piscina”, relató el joven.

El perro rescatado se llama Luka, un husky de 14 años de edad. Cassabria lo supo cuando habló con el oficial de control de animales, conocía a sus dueños. 

Este oficial se puso en contacto con los humanos del husky. Al otro lado del teléfono el miedo se apoderó del matrimonio. “Dejé caer el teléfono y empecé a llorar”, recordó Caldwell. “Ni siquiera podía hablar”.

A la mamá de Luka le extrañó que acabara en la piscina. “Tenemos una puerta para perros y la ha usado durante 15 veranos". Asegura que el husky “sale, se pega un baño y vuelve a entrar en casa”

husky siberiano mayor tumbado en el suelo
Luka descansa tumbado en el suelo ©Julie Caldwell

Justo ese día Caldwell y su marido se marcharon de vacaciones. Lo habían dejado todo listo para que un vecino cuidara del perro, pensaron que era mejor que una residencia canina. Y parece que en ese lapso de tiempo el perro se había tirado a la piscina.

Cuando Caldwell habló por teléfono con Cassabria, le mostró su agradecimiento más sincero. Tanto que incluso escribió un correo electrónico al CEO de Amazon para informarle que uno de sus empleados había salvado a su querido perro. ¿Casualidades del destino? 🐶❤.