Ahora en Wamiz :

Publicidad

La GRACIOSA reacción de un gato salvaje al descubrir que lo estaban grabando

reaccion gato salvaje grabado cat-wow

Nadie se hubiese imaginado una reacción parecida, ¡dios mío!

© Youtube

Este gato salvaje deja claro, de una manera muy simpática, que no le gustan nada las cámaras. ¡No me vais a grabar más! ?

Por Vanessa Parapar

Publicado el 8/1/20 19:16

 

Por todos es sabido que los animales son capaces de sorprender a los humanos en cuestión de segundos, sino que se lo digan a este pitbull que dejó a su papá con la boca abierta cuando le demostró su temor por un gato. Sin perder el hilo del miedo; te enseñamos un vídeo que más que pavor da risa puesto que nadie se hubiera esperado que un felino salvaje reaccionase de ese modo ante las cámaras. 

Un gato muy curioso

La reacción que tiene este hermoso gato de Pallas (conocido también como Manul), un mamífero que habita en las estepas del Tíbet, Siberia y Mongolia ha dejado a más de uno con la boca abierta. Aparentemente a este animal salvaje que presume de un bello e imponente pelaje; las cámaras le causan mucha curiosidad.

Bien se podría deducir que a los gatos Pallas les encanta cotillear mientras dejan con los ojos como platos a los humanos. Este felino no iba a ser menos: primero la escena le incita curiosidad y después se acerca a revisar la cámara hasta darse de bruces con el objetivo. ¡Demasiado gracioso para ser verdad!

Descubre todo sobre el gato de Pallas

Los gatos de Pallas están considerados como los felinos más divertidos del Planeta gatuno. Una característica que queda patente tras ver el vídeo que te mostramos sobre estas líneas y después de ver hermosas imágenes en la red que demuestran la capacidad que tienen para hacer muecas. 

Su expresividad, según los expertos, se debe a sus marcados rasgos: patas cortas, cara chata, orejas anchas y pupilas bien redondeadas. No en vano son capaces de hacer reír a quien se ponga por delante creando las expresiones más simpáticas del reino animal. 

A pesar de ser grandes payasos (término utilizado con cariño), estos gatos presumen de una naturaleza solitaria y salvaje marcada por su hábitat natural que se sitúa a más de 5.000 metros de altura sobre el nivel del mar. Un hecho que les impide sobrevivir en cautividad puesto que su sistema inmunológico no está preparado para enfrentarse a ciertas infecciones que aparecen en ese entorno desconocido para ellos.