Ahora en Wamiz :

Publicidad

Recogen a un gato callejero en su oficina: 3 días después, ¡reciben una gran sorpresa!

gato callejero en la oficina cat-wow
© Bored Panda Angela Sy

Ninguno de los trabajadores tuvo en cuenta las consecuencias que tendría para ellos adoptar un gato callejero y llevarlo a la oficina.

Por Vanessa Parapar

Publicado el 7/9/20 10:54

Todo sucedió en Shangai (China). Allí los trabajadores de Holmes & Marchant, una empresa de diseño, realizaron un acto solidario de los que dejan huella en millones de corazones: ¡adoptaron a un gato callejero que maullaba delante de su edificio! 

Tras ver al animal abandonado en medio de la calle, los empledos no dudaron en cogerlo entre sus brazos para llevarlo a la oficina y redecorar una de sus salas de reuniones para que el minino viviese a cuerpo de rey. 

El gatito tenía una cama, un arenero, comida y mantas en un lugar privilegiado del despacho.

¡El gato venía con sorpresa!

Después de ver cómo el felino se acomodaba plácidamente en sus aposentos. Los trabajadores se percataron de que algo raro estaba pasando. La barriga del minino se movía sin cesar, era como si tuviera algo dentro. 

Unos segundos fueron suficientes para darse cuenta de que el gato era en realidad una gata callejera que estaba en estado de buena esperanza. ¡La minina estaba a punto de parir! 

Días más tarde, la gatita dio a luz a ocho hermosos gatitos (cuatro machos y cuatro hembras), tal y como contó Angela Sy, una de las empleadas de la empresa, a Bored Panda. 

¡Qué estampa más hermosa!

gatita callejera recien parida
La gatita dando de mamar a sus retoños ©Bored Panda Angela Sy

La llegada de los gatitos, aquí puedes ver cuáles son los cuidados que necesitan para sobrevivir, vino con otro evento bajo el brazo. Nada más y nada menos que el bautizo de mamá gata por parte de sus salvadores. La llamaron Boba

Un nuevo hogar para Boba

Tres semanas más tarde, los bebés aprendieron a comer por sí solos y a utilizar el arenero. Esto hizo que Angela y sus compañeros de trabajo trasladasen a Boba y a los gatitos a una sala de reuniones más grande para que estuviesen más cómodos. 

El siguiente paso será esterilizar a la gata y encontrarle tanto a ella como a los pequeños una familia que los quiera. Eso sí, los empleados que ayudaron a Boba en un primer momento desean que la gata sea adoptada, al menos, junto a uno de sus retoños. ¡Mucha suerte!