EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Málaga: Rudy, la imagen de un trauma que se repite por la decisión más cobarde

rudy perro abandonado dog-sad

Rudty ha tenido que volver al lugar del que salió hace dos años

© Facebook Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga

Sus adoptantes dijeron que le darían la mejor vida y se definieron como personas concienciadas con el bienestar animal. La desagradable sorpresa se hizo esperar 2 años.

Por José Manuel Cano

Publicado el 15/9/20 11:03

La alargada sombra del abandono animal vuelve a sobrecogernos con un suceso que ha tenido lugar en Málaga, donde una protectora local ha denunciado un caso que despierta verdadera indignación entre sus voluntarios. 

Hoy hablamos de las consecuencias psicológicas que sufre un animal tras ser abandonado por las personas que se supone que le querían, unas secuelas que además se reviven pues es la segunda vez que este animal se convierte en víctima del acto más cobarde.

Las secuelas del abandono

Los perros abandonados que son trasladados a un refugio sufren muchísimo más de lo que cabría imaginar. El animal se siente solo, desubicado y muy estresado porque se enfrenta a una situación que no domina. Experimenta verdadero miedo.

La soledad por no ver a las personas que ama hace el resto. El perro tarda un tiempo en entender que le han dejado atrás, que su mundo ha cambiado y que sus seres queridos no volverán. En muchos casos pierden incluso las ganas de vivir.

Rudy, abandonado por segunda vez

Es por ello que la Sociedad Protectora de Animales de Málaga ha querido reportar la historia de Rudy, un perro de seis años que ha sido abandonado por segunda vez después de dos años con su supuesta familia.

Los responsables de su adopción aseguraron que le darían la vida que merecía y se definieron como personas concienciadas y preocupadas por las necesidades de una mascota, por lo que resultaba prácticamente impensable que pudiesen abandonarlo. Pero así fue. 

Dos años después, y sin razón aparente, Rudy regresó al refugio por motivos completamente ajenos a él para tristeza inmensa de sus cuidadores, que aún así buscan una tercera oportunidad para este perro tan maravilloso pese a los traumas vividos.

Quienes le conocen bien aseguran que es un perro muy obediente y juguetón, un animal magnífico que solo necesita de una familia que le aporte la vitalidad que necesita. 

Si estás interesad@ en adoptar a Rudy, aquí puedes ponerte en contacto con la protectora en la que se encuentra

 

Si quieres ayudar a otros perros, aquí tienes un amplio 'catálogo' de animales que estarían encantados de cambiarte la vida para siempre

 Recuerda: la adopción salva vidas