Ahora en Wamiz :

Publicidad

Adopta un gatito diminuto: unos meses después, entra al baño y ¡hace lo impensable!

Cada animal es un mundo, y el de esta historia lo demuestra con creces. A este minino le encanta algo que el resto de su especie suele odiar.

Por Jade del Arco

Publicado el 16/9/20 13:32, Actualizado el 17/9/20 15:50

Esta pequeña gatita, llamada Jinx, fue rescatada con sólo 4 semanas de vida, y completamente cubierta de pulgas, según explica la página de Facebook Blessed Cats, que recoge informaciones curiosas sobre todo tipo de felinos. 

Como era tan pequeña, su mamá adoptiva, Tracey Lehmann, optó por darle baños constantes, en lugar de otros tratamientos para las pulgas, como estos, que pensó que serían más agresivos para la pequeña Jinx.

Resultado: la minina se acostumbró al agua (y adiós pulgas). 

"Estaba llena de pulgas cuando la rescaté y como era tan pequeña no quería darle gotas o pastillas contra las pulgas, así que la ponía en el lavabo y la lavaba casi todos los días", dijo Tracey Lehmann, la madre de Jinx, a The Dodo, que también se hizo eco de esta historia. 

La gatita nadadora 

 

Cat Has To Join Her Mom Every Time She Takes A Bath. When Jinx was rescued at only 4 weeks old, she was covered in...

Posted by Blessed Cats on Wednesday, July 29, 2020

Aunque los expertos recomiendan bañar a los gatos cada varios meses - la media es de tres-, serán las necesidades del propio animal las que definan dicha frecuencia.

Esta gatita, acostumbrada desde bebé a tomar baños, adora el agua, y se baña con mucha más frecuencia que el resto, demostrando que no todos los gatos odian el agua, como siempre se ha pensado. 

De hecho, le gusta tanto que, The Dodo afirma que Jinx está obsesionada con los baños. Y, cada vez que su mamá se da uno, se lanza a acompañarla. 

Tracey Lehmann explicó a la misma fuente que ella ya sabe cuándo quiere acompañarla en este momento tranquilo del día: “me mirará y maullará constantemente”, hasta que acceda. ¡Qué minina tan tierna!