Ahora en Wamiz :

Publicidad

Tras ser rescatado de la casa de los horrores de un síndrome de Noé, el ángel de este abuelito aparece

perro anciano dog-happy

Este es el viejito Jhon

© Facebook @Ladridos felices

La esperanza es lo último que debe perderse, y este perro viejito es un claro ejemplo de ello. ¡Cuando menos lo esperas, la vida da un giro!

Por Jade del Arco

Publicado el 17/9/20 9:54

Jhon es un perro de edad avanzada que lleva más de un año en la Asociación Protectora Ladridos felices, en Málaga. El pobre esperaba encontrar una familia adoptiva, pero pasaban los días sin éxito: “dadas sus características, nadie preguntaba por él”, explicaron desde la protectora en su página de Facebook
 
Además de su edad, este “viejito” venía de una situación pasada un tanto delicada: “una casa de los horrores de un síndrome de Noé”, añadía la asociación. Pero, de la noche a la mañana, todo cambió.

¿Qué es el síndrome de Noé? 

Se trata de la forma coloquial de llamar a las personas que rescatan animales de la calle, pero acaban acumulando demasiados sin poder atenderlos como merecen. Debido a este desorden, un gran número de animales de compañía no cuentan con el espacio suficiente para darles la vida y los cuidados que necesitan.

Las consecuencias de este comportamiento son perjudiciales tanto para el humano como para los animales que no viven en las condiciones que merecen y que, además, suelen presentar problemas de higiene, socialización, comportamiento, etcétera. 

El ángel de la guarda de Jhon

 

Con el corazón lleno de alegría y latiendo a mil por hora, sin poder creerlo aún tenemos un notición de esos que nos...

Posted by Ladridos Felices Asociación Protectora on Tuesday, September 15, 2020

Este perrito/abuelito, después de tantas penurias, merecía una segunda oportunidad. ¡Y llegó! Concretamente una familia de ángeles dispuesta a darle todos estos cuidados que un anciano peludo necesita.

Viven en Asturias, hasta donde se mudará esta monada, pero ya habían colaborado anteriormente con la perrera de Málaga para adoptar.

“Una familia con una sensibilidad tan grande que no ha dudado en dar una oportunidad a Jhon, este pequeñito que tanto lo necesita”, aseguran desde la protectora.

La asociación solo tiene una palabra para la familia de ángeles asturianos: “GRACIAS”. Y es que esta historia es de las que hacen llorar y pensar.

Si tras leerla, te has animado a dar el gran paso de la adopción, Jhon no es el único que necesita un hogar 👇

Recuerda: tú también puedes convertirte en un ángel