EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Imposible no reír con este cachorrito de pastor alemán jugando a las mordidas con un gatito

El humano del cachorro y del gato lo advierte en la presentación del vídeo: “intenta no reírte”. ¿Crees que aguantarás? 😋

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 19/9/20 13:48

El par de bichos –siempre desde el cariño– que protagonizan el vídeo que traemos están hechos unos trastos. Tanto que es imposible no reír con este cachorrito de pastor alemán jugando a las mordidas con un gatito

Los dos jovenzuelos están tumbados tan ricamente en el sofá. Rocky, el perro, aprovecha la mínima para acechar con sus patitas torponas de cachorro al gatito. Ambos tienen solo unos meses de vida.

Como el perro y el gato versión mini

Los dientecillos afilados propios de la edad no tardan en aparecer en el juego. ¡Quieren morderse! 😱. Pero de mentirijilla 🐶😋🐱. La cría de gato, Simon, intenta esquivar al cachorro con sus patas voladoras, ¡parece que maneja el kung fu! 

Diálogos inventados

Hasta uno de los usuarios les pone diálogo al vídeo que cuenta con más de 1.829.000 visitas en YouTube:

-Cachorro de pastor alemán: "Te mataré"
-Gatito: "No, te mataré yo"
-Golden Retriever: "Si os ponéis demasiado brutos, tendré que intervenir".

Alguien tenía que establecer orden en la sala y el golden es el mayor de los tres. “Bailey llega como diciendo «¡esos malditos niños!»”. Un poco de sabiduría siempre va bien para mediar . 

cachorro pastor aleman intenta morder gato
Ninguno se cansa de jugar ©YouTube Rocky

Aunque la intervención del golden no evitó que en uno de los quiebros del cachorro, el pobre Simon se precipite del sofá 😱😂. Justo en ese momento quien graba suelta toda una carcajada.

Y no es el único: “Lo siento, pero tuve que reírme cuando el gato se cayó del sofá”. ¡Tranquilos! El minino se encuentra bien, pero la escena… es de risa 😂😂😂.

Muchos de los comentarios comparten que este par “van a ser mejores amigos siempre”. Y parece que así será. El vídeo del que hablamos es de hace varios días y hay otro de esta misma semana en el que andan ¡a mordiscos! 

Eso sí, en este otro vídeo se debaten entre la pereza de estar tumbados, medio dormidos, y jugar a las mordidas. ¡Vaya dos traviesos!