Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Enferma de COVID rompe a llorar cuando ve quién la estaba esperando en la puerta del hospital

El coronavirus sigue descontrolado en muchos lugares del mundo. Brasil es uno de ellos pero, hasta en medio de la tragedia, siempre sale algún rayo de luz. 

Por Jade del Arco

Publicado el 4/10/20 18:13

La brasileña Erica Pereira, de 38 años, se encontraba mal a principios de agosto, según publica la web de noticias brasileña g1.globo.com; y fue trasladada al Hospital Darcy Vargas, en Rio Bonito, donde permaneció ingresada bastante tiempo. 

El diagnóstico: coronavirus. El estado de la paciente, delicado; hasta tal punto que tuvo que ser trasladada en ambulancia al hospital. 

Un enfermero muy especial 

Su perro, Bob, se las ingenió para no separarse de ella, y llegó a “colarse” en la ambulancia, como la propia enfermera que trató a su humana, Vanessa Aguiar, ha publicado en sus redes sociales. 

Una vez en el hospital, este par de amigos tuvieron que separarse, momento en el que, según Vanessa, el perrito lo pasó mal, y lloró y aulló al tener que alejarse de su humana. 

Los 17 días que Erica estuvo hospitalizada no fueron suficientes para que el perrito se acostumbrase a estar sin ella, porque un peludo tarda mucho más en olvidar a su humano, mucho más. Aquí puedes descubrir cuanto.

La situación de la paciente no era muy alentadora pero, afortunadamente, tras ser intubada y pasar por cuidados intensivos, Erica derrotó al virus. 

Un rayo de esperanza 

El pasado 21 de septiembre, finalmente, le dieron el alta y alguien muy especial la esperaba para poder volver a casa juntos. 

La historia es tan emotiva que médicos y enfermeros hicieron un pasillo por el que Erica pasó el día que abandonó el hospital, y aplaudieron su valentía en la lucha contra el virus.

Pero al salir, es cuando las emociones se ponen a flor de piel: en la calle la esperaba su amado Bob. ¡Qué grande puede ser el corazón de un perro!