EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Estudio confirma que guiñar los ojos es una forma efectiva de comunicarte con tu gato

chica sonriendo gato cat-serious

Saber cómo sonreírles puede ser clave para un mejor entendimiento

© Shutterstock

Los gatos tienen fama de ser más distantes que los perros pero esto puede deberse a una errónea comunicación con ellos. ¿Y si les sonriéramos más?
 

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 13/10/20 11:07

Una reciente investigación ha demostrado que la clave puede estar ahí, en la sonrisa. Pero no como sonreímos los humanos, mostrando los dientes. Hay que hacerlo de forma felina, entrecerrando los ojos y parpadeanto lentamente.

Esta expresión haría que un gato se volviera más receptivo hacia el humano. Al menos eso es lo que ha concluído Karen McComb, psicóloga de la Universidad de Sussex (Reino Unido). 

Dos experimentos satisfactorios 

Quien vive con un gato ha visto seguro esa expresión facial con los ojos parcialmente cerrados acompañados de un parpadeo lento. Generalmente lo hace cuando está relajado y contento. La expresión se interpreta como la sonrisa del gato.

A partir de ahí un equipo de psicólogos diseñó dos experimentos para determinar si los gatos podían entender a los humanos si imitaban este gesto.

Distintas personas, idénticos resultados

En la primera prueba los propietarios parpadearon lentamente ante 21 gatos de 14 hogares diferentes. Las cámaras registraron tanto la cara del humano como la del gato y los resultados se compararon después. Se concluyó que los gatos eran más propensos a parpadear lentamente a sus humanos después de que estos lo hicieran. 

El segundo experimento incluyó a 24 gatos de ocho hogares distintos. Esta vez quienes parpadearon fueron los investigadores, que no habían tenido contacto previo con los felinos. El resultado fue idéntico, incluso fueron más propensos a acercarse a los humanos después de que estos parpadeasen y les extendieran la mano. 

sonrisa gato
Esta es la exacta defición gráfica de la sonrisa de un minino ©Shutterstock

Prueba tú mismo en casa 

"Es algo que puedes probar tú mismo con tu propio gato en casa o con los gatos que conoces. Es una excelente manera de mejorar el vínculo que tienes con ellos".

"Intenta entrecerrar los ojos y mirarlo como lo harías en un ambiente relajado; sonríe y haz como si cerraras los ojos un par de segundos. Verás que ellos responden de igual manera y puedes iniciar una especie de conversación", explica McComb

Es difícil saber el por qué de este comportamiento. Se ha interpretado como un gesto que comporta intenciones benignas, ya que se cree que los gatos entienden la mirada fija ininterrumpida como una amenaza, al igual que hacen los perros. 

Sigue descifrando el lenguaje corporal del gato con todos estos consejos e informaciones