Publicidad

Dejan a su perro solo en casa: cuando regresan, encuentran una escena de terror

perro atrapado en una calabaza dog-happy

El perro dio un susto de muerte a sus cuidadores. En solo 15 minutos estuvo a punto de perder la vida por una travesura, que algunos consideran ''estúpida''. 

Por José Manuel Cano

Publicado el 29/10/20 9:54, Actualizado el 31/10/21 7:06

Hoy te presentamos a Luke, un perro especialmente preparado para hacer travesuras. Y es que este compañero de cuatro patas rebosa creatividad y cada día aprende nuevos trucos para sorprender a los que le rodean. Esto no lo decimos nosotros, lo cuenta su familia en redes sociales. 

15 minutos para hacer la mayor estupidez del mundo

El pasado 11 de octubre de 2020, Becca y su familia fueron al supermercado a comprar algo de comida con motivo del Día de Acción de Gracias. Mientras tanto, su perro hizo una trastada que provocó una situación tan dramática como cómica. 

Cuando el dueño de Luke entró en casa cargado con las bolsas de la compra, inmediatamente salió de nuevo con una risa histérica para avisar a su esposa de algo increíble que había sucedido mientras estaban fuera. "Tienes que ver esto", le dijo.  

Preocupada, Becca entró corriendo por la puerta principal y descubrió una escena de Halloween en su sala de estar. Al ver lo que ocurría, rápidamente se dio cuenta de que tenía que inmortalizar el momento con su teléfono móvil...

El 'buen señor Luke' recibió a sus dueños de esta guisa cuando regresaron a casa ©Facebook Becca Ann Hoerner

Una situación de película 

Para sorpresa de ambos, Luke había logrado alcanzar una calabaza de Halloween que estaba sobre la encimera y había metido la cabeza dentro para poder darse un pequeño festín mordiendo el interior de la fruta.

Su problema fue que ya no supo sacar la cabeza de dentro de la calabaza, por lo que era evidente que sus dueños iban a pillarle cuando volvieran.

A pesar de todo, Luke se mostró de lo más feliz, saltando emocionado como de costumbre cuando su familia regresó a casa... ¡solo que con una cabeza de calabaza sobre sus hombros!

Una vez que le extrajeron la calabaza de su cabeza con suavidad para no hacerle daño, Luke continuó con su particular fiesta de Halloween corriendo de un lado a otro rebosando alegría. 

¡Podemos asegurar que no estaba en absoluto molesto ni temeroso después de estar atrapado así durante al menos 15 minutos! Y es que todo es cuestión de actitud...