EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Día Universal del Niño: 5 beneficios indiscutibles de los perros en los más pequeños de la casa

niño jugando con perro dog-serious

Analizamos los beneficios que un perro aporta a los niños de la casa

© Shutterstock

Celebramos el Día Universal del Niño recordando las cinco grandes ventajas que los perros aportan a los más pequeños de la casa. 

Por José Manuel Cano

Publicado el 20/11/20 12:54

Este 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño, una fecha especial dedicada a los más pequeños que impulsa los avances ya logrados en los últimos años en materia de derechos de la infancia, en especial con los más desfavorecidos. 

En Wamiz queremos poner nuestro granito de arena en la misión de concienciar y promover su bienestar y desarrollo, y para ello no encontramos mejor forma que recordar los beneficios que un perro aporta a una persona en los primeros años de su vida.

niño persiguiendo a perro con pelota
El perro fomenta la actividad física, pero también ayuda en otros aspectos ©Shutterstock

Beneficios incuestionables de los perros hacia los niños

Aunque a esas edades aún no son realmente conscientes del trabajo y la responsabilidad que supone cuidar a una mascota, sí desarrollan otras cualidades relacionadas con el cariño y el afecto que se debe sentir hacia otras personas.

Pero entremos en materia, hoy recordamos los beneficios psicológicos que una mascota aporta a un niño, además del amor que sienten el uno por el otro, lo cual se produce con cualquier edad. Hoy nos centraremos en los niños, así que... ¡a jugar!

A continuación, detallamos los cinco beneficios incuestionables que trae un perro a la vida de un menor:

1. Valores responsables

niña dando de comer a perro
Los niños aprenden que sus perros necesitan cuidado y alimentación ©Shutterstock

El niño interioriza que la mascota necesita cuidado y alimentación y que en esta tarea depende del humano. También contribuye a su entretenimiento con el juego, pero rápidamente asumen unos valores básicos de responsabilidad

A medida que se van haciendo mayores, los niños deben aceptar más responsabilidades encargándose de funciones básicas como los cambios de agua y comida, el aseo básico e incluso el paseo diario de la mascota.

Todo suma para transmitir ese concepto de dependencia responsable a los niños gracias a sus amigos los perros.

2. Disminución del estrés

niño besa a perro
Cualquier problema se lleva mejor con el apoyo incondicional de un perro ©Shutterstock

Es una ventaja en la que coinciden numerosos estudios. Según la revista Muy Interesante, se ha comprobado que tener una mascota y acariciarla frecuentemente ayuda a reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión. 

Así pues, es del todo aconsejable acariciar, jugar, pasear e incluso hablar con las mascotas para despejar la mente y sentir bienestar. Esto es algo que los niños hacen constantemente

Del mismo modo, la ansiedad infantil se ve reducida con la llegada de animales en casa. Los momentos negativos que los niños pueden vivir se ven francamente amortiguados por una mascota en casa.

Según una investigación publicada en la revista Pediatrics, los niños que conviven con perros tienen un 30% menos de riesgo de tener infecciones respiratorias y un 50% menos de probabilidades de sufrir infecciones de oído.

3. Desarrollo emocional de los niños

niño abrazando a perro
Las emociones de un perro y un niño son mucho más básicas e identificables ©Shutterstock

Los niños experimentan una gama más reducida de emociones que los adultos y la ciencia, tal y como señala el portal Etapa Infantil, ha demostrado que los perros suelen tener un desarrollo emocional muy similar al de los niños. 

"Pueden entristecerse, estresarse, ponerse ansiosos e incluso sentirse celosos, al igual que les sucede a los pequeños, y también son capaces de experimentar una gama más amplia de emociones a medida que crecen"

Esto hace que los más pequeños entrenen sus habilidades emocionales compartiendo su día a día con una mascota. 

4. Mayor confianza en sí mismos gracias a los perros 

perro y niño en la playa
Los niños aprenden a conocer el mundo gracias a sus perros © Shutterstock

Los animales obligan a una interacción mayor con el mundo. Cuando pasean a su perro, los niños se enfrentan a distintas situaciones sociales que antes les eran desconocidas, por lo que aprenden a entrenar nuevas habilidades sociales

Los animales son una fuente de aprendizaje constante, lo cual impulsa la confianza del niño en muchos aspectos:

5. Reducción del sedentarismo de los infantes

niño paseando a perro
Los perros obligan al niño a dejar la videoconsola y a moverse ©Shutterstock

Esta es la razón más evidente. Los animales fomentan el movimiento y la actividad física, ya sea por los juegos o porque obligan a salir de casa.

Los niños están más activos y dejan de lado las pantallas y el sofá gracias a sus amados perros

Adoptar un animal, convivir con él, cuidarle y protegerle hacen que las dinámicas familiares cambien y se vayan nutriendo de más 'aire libre', por así definirlo. Esto cambia el carácter y la personalidad del niño. 

Conclusiones

union manos y pata
Los perros son el mejor apoyo de los niños, el amigo que más suma en su vida © Shutterstock

A grandes rasgos, estos serían los cinco grandes beneficios que aporta un animal, aunque seguro que ya conoces muchísimas más ventajas. Sintonizar con los sentimientos de un animal al necesitar atención, amor, comida, compañía y respeto potencia el amor y afecto.

Un niño puede crecer y convertirse en un adulto comprensivo que puede sintonizar más intuitivamente con los sentimientos de otras personas si ha convivido con un perro. 

La compañía de un animal mejora la calidad de vida de todo ser humano, pero "en los niños juega un rol aún más importante porque contribuye al desarrollo educativo y social; los obliga a asumir responsabilidades y a aprender valores como el respeto por los demás, aumenta su autoestima y mejora su integración en la familia", tal y como recuerda la Fundación Affinity