Publicidad

Lo sentimos, pero tu perro no entiende lo que le estás diciendo

perro husky con cara de sorpresa sobre un fondo negro dog-wow

Un huksy con cara de sorpresa

© Shutterstock

Es posible que esto choque con lo que vives a diario en casa con tu perro 😱😱😱. Hay una explicación para esta novedad. 

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 20/12/20 14:06, Actualizado el 8/2/21 14:56

“¡Claro que mi perro me entiende!”, pensarás. Seguro que el perro al oírte decir determinada palabra o frase sintoniza sus orejas y reacciona ante ellas. Sin embargo, eso no quiere decir que tu perro entienda lo que estás diciendo. 

Esto tiene una explicación. Sí, el perro reacciona ante esas palabras o frases, pero no diferencia entre los vocablos como hacemos los humanos. Es decir, no distinguen variaciones sutiles entre palabras que suenan similares. 

Los perros son reconocidos por su capacidad auditiva y por escuchar bien las palabras y los sonidos.

Parece que tu perro no entiende lo que dices...

Por ejemplo, la perra de servidora se llama Trufa. Si en lugar de su nombre usas palabras similares como fruta o chufa, la perra reacciona igualmente, acude a ti. Son sonidos parecidos y reacciona, no diferencia los vocablos.  
 
Esto es lo que releva el último estudio realizado en la Universidad Eötvös Loránd en Budapest.

“Aunque los perros tienen notables habilidades para la comunicación, la cantidad de palabras que aprenden a reconocer sigue siendo muy baja.

Uno de los perros que participó en el estudio ©YouTube FamilyDogProject

Los investigadores llevaron a cabo el estudio con más de 40 perros midiendo su actividad cerebral de forma no invasiva con electrodos de electroencefalografía (EEG) colocados en el cuero cabelludo.

Les pusieron a prueba con palabras familiares como “sienta”, frente a otras sin sentido fonéticamente similares (por ejemplo, “sut”) y palabras sin sentido diferentes (por ejemplo, “bep”).

Los resultados revelan que los perros no podían distinguir entre las instrucciones familiares (“sienta”) y términos sin sentido que suenan similares (como “sut”) por la superposición fonética entre ellos.

“Es posible que los perros no presten atención a todos los detalles del sonido del habla cuando escuchan las palabras”.

Antes los perros sí eran capaces de identificar cambios sutiles en los sonidos del habla humana, por lo que el estudio podría reflejar algo sobre cómo los perros enfocan su atención

Esto podría explicar el motivo por el que los perros aprenden solo una cantidad de palabras humanas.

Así que parece, queridos lectores, que los perros no comprenden tanto a las personas como podríamos pensar. 

*Referencia: Este último hallazgo fue publicado en la revista Royal Society Open Science