Publicidad

Encuentra un gatito en un bosque de Canadá, pero no tiene idea de en qué se está metiendo

gato subido copa arbol nieve cat-wow

Nieve, escarcha, silencio y ni un alma en muchos kilómetros a la redonda. Y, de repente, un maullido desesperado que viene de alguna parte...
 

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 7/1/21 7:46, Actualizado el 8/2/21 14:55

En febrero del pasado año, Max Adams, de 31 años, se embarcó en un viaje iniciático; una caminata en solitario de 60 kilómetros por el impresionante paraje natural de High Prairie, en Alberta (Canadá).

El objetivo del sendero era solidario. Max buscaba recaudar fondos para distintas obras benéficas como parte de November, una campaña de concienciación en Internet alojada en una plataforma especial de crowfunding.

Una aventura inesperada

A pesar de que, en principio, el protagonista de la historia tenía el sendero muy bien controlado surgió algo completamente inesperado al poco de iniciar el camino.

Cuando Max llevaba recorrido aproximadamente unos 10 kilómetros escuchó un grito desesperado; exactamente se trataba del desgarrador maullido de un gatito que venía de algún árbol.

Había mucha nieve, la temperatura se situaba bastantes grados por debajo de cero y no se divisaba un alma. 

Congelado y a punto de morir

Pronto encontró al minino, un gato Bobtail americano que necesitaba ayuda desesperadamente. Estaba en la copa de un árbol, temblando de frío y no se veía capaz de bajar. 

El minino padecía una grave hipotermia y a punto estuvo de no contarlo ©YouTube T&T Creative Media

Max reaccionó de inmediato y se encaramó al árbol para ayudarle. Lo cargó sobre su hombro y decidió dar marcha atrás para buscar ayuda veterinaria

Felizmente adoptado

El especialista determinó que el gatito padecía una severa hipotermia. Hasta el punto de que tuvieron que intervenirlo para extirpar un trozo de su cola

Bautizado como Hytch, el gato, evidentemente no era de nadie, o al menos de nadie que se pudiera identificar. Así que, a los dos días, Max decidió adoptarlo