TEST DE PERSONALIDAD PARA PERROS 🐶

Publicidad

Cae a una acequia y tres ángeles van en su rescate: un vídeo que te encogerá el corazón

Bolivia es un país con una enorme población de perros en estado de abandono, sin embargo ello no impide la solidaridad de su gente y de su policía...
 

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 12/1/21 11:30, Actualizado el 8/2/21 14:55

Hace solo unos días un ministro del actual Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo del Carpio, compartía en sus redes sociales un enternecedor vídeo del rescate de un perro

En pocas horas la grabación acumuló más de 14.000 comentarios favorables a la intervención que había hecho la policía local para salvar a un desdichado perro abandonado.

Un rescate con tres salvadores

En el titular de nuestra noticia hemos hablado de tres ángeles y no te mentíamos. Porque a los dos policías que intervinieron en la maniobra de salvamento hay que asumar un tercer implicado, el perro amigo del can en apuros que no quita ojo y está muy nervioso y pendiente.

De no haber sido sacado de ahí el final habría sido trágico ©Facebook Eduardo del Castillo del Carpio 

El perro había caído a una acequia -tal y como le pasó a este otro-  húmeda y era literalmente imposible para él salir de ella. Pero lo peor era que de no haber sido rescatado habría muerto de inanición o ahogado tras la primera lluvia que hubiera anegado la zona. 

Si encuentras un animal en apuros, sigue estos pasos para reanimarlo

Casi un millón de perros sin hogar

A pesar de que vemos como la policía se esmera al máximo en rescatar al animal cuando consiguen sacarlo observamos algo curioso; dejan a ambos perros sueltos y se marchan perdiéndose en la ciudad de La Paz. 

Según datos oficiales a finales de 2019 existía en Bolivia un número superior a 780.000 perros en situación de abandono. Estos a menudo forman manadas que sobreviven como pueden en las distintas ciudades del país.

Numerosas organizaciones defensoras de los animales los alimentan y cuidan a tenor de sus recursos que, en numerosas ocasiones, son escasos. 

A ello hay que sumar una mala costumbre, muchos de los perros que sí tienen familia son dejados a su libre albedrío durante el día, salen por la noche de sus casas y regresan a ellas cuando quieren.