Publicidad

Creyó ver a un cachorrito atrapado en el barro pero no era, para nada, un perro

foca atrapada en el barro dog-wow

Parecía un cachorrito pero... 

© Facebook @Skegness Natureland Seal Sanctuary

“Las primeras impresiones engañan” y “no todo es lo que parece” podrían ser las dos enseñanzas que nos deja esta sorprendente historia.

Por Jade del Arco

Publicado el 2/2/21 13:45, Actualizado el 8/2/21 14:55

Pasó hace ya algunos años, concretamente en 2015; pero esta historia es tan sorprendente que, todavía hoy, sigue teniendo repercusión y llamando la atención. 

Todo sucedió en Frampton Marshes (Inglaterra), cuando un hombre, llamado Ian Ellis y procedente de Boston, disfrutaba de las vistas en la reserva de aves RSPB.

Mientras observaba a las aves a través de su telescopio, Ellis se topó con una imagen inusual: divisó un rebaño de unas 30 vacas y, a sus pies, lo que parecía ser un cachorrito atrapado en el barro. 

Las apariencias engañan 

 

Natureland’s 2015 Harbour Seal rescues started with an unusual situation….. On 22nd June, Mr Ian Ellis of Boston...

Posted by Skegness Natureland Seal Sanctuary on Wednesday, July 22, 2015

Al ver el peligro que corría la criatura, Ellis decidió intervenir, pero cuando intentó ayudarlo a salir de ahí, descubrió con asombro que aquello no era un perro. 

Se trataba, nada más y nada menos, que de un bebé de foca, que se había salido del arroyo y perdido de su madre, de la que no había ni rastro. 

Entonces, el buen samaritano de esta historia se puso en contacto con los guardas de la reserva de aves y también con Skegness Natureland, un santuario de focas, que se hizo cargo de la situación y también contó lo sucedido a través de sus redes sociales. 

Un verdadero héroe 

La foquita y su salvador ©Facebook @Skegness Natureland Seal Sanctuary

Teniendo en cuenta la gravedad del asunto, ya que la cría era muy pequeña - posteriormente descubrieron que tenía solo 5 días de vida- y que presentaba signos de deshidratación; el personal del santuario no tenía tiempo de llegar al lugar antes de que fuese demasiado tarde. 

Decidieron das las indicaciones precisas a Ellis, que fue quién sacó al bebé foca de su “trampa” casi mortal. Afortunadamente su salvador la vio a tiempo, y en Skegness Natureland le dieron todos los cuidados necesario para que “Celebración”, que así la llamaron se recuperase al 100%.