Publicidad

Un perrito que no podía dejar de llorar después de perder a su hermano recibe un regalo especial

Spencer se quedó desconsolado cuando le tocó aceptar la muerte de su hermano y sus dueños decidieron que tenían que hacer algo para animarlo...

Por José Manuel Cano

Publicado el 3/2/21 14:20, Actualizado el 8/2/21 14:55

Spencer y Rocky tenían una relación muy especial. Su amistad se forjó durante una década maravillosa, diez años llenos de amor en los que ambos perros nunca se separaron.

La pareja no pasó una sola noche de su vida lejos del otro. Se puede decir que lo hicieron todo juntos.

"Rocky y Spencer dormían en la misma cama, comían del mismo tazón y siempre caminaban juntos cuando salían", comenta su orgullosa dueña, Beth Fisher.

La vida sin Rocky

Desgraciadamente, su amistad sufrió un revés irreversible cuando a Rocky, el perro blanco, desarrolló un tumor canceroso que se extendía de tal forma que obligó a sus dueños a sacrificarlo con todo el dolor de su corazón.

Los primeros días sin Rocky fueron muy confusos. Al principio, Spencer no terminaba de entender por qué su hermano no regresaba del veterinario. "Se levantaba por las noches para deambular por la casa en busca de su hermano", comenta Beth. 

Pero la cosa fue a peor porque llegaron los lamentos cuando comenzó a comprender por qué no lo encontraba y que quizás no iba a verlo nunca más. "Luego empezó a llorar porque no podía encontrarlo".

Spencer entró en depresión

No obstante, lo peor aún estaba por llegar pues, a medida que la cruda realidad de una vida sin Rocky se imponía, el perro comenzó a sufrir los dolorosos estragos de su ausencia. 

Tal y como recuerda su dueña, Spencer perdió toda la energía y el entusiasmo que siempre tuvo y, poco a poco, comenzó a mostrar claros signos de depresión. 

Era evidente que necesitaba ayuda para sobrellevar esta trágica pérdida, por lo que sus dueños tuvieron una idea perfecta.

Juntos en espíritu

Aunque pueda parecer una tontería, los dueños pidieron un cómodo cojín con la cara de Rocky impresa en él. Y aunque Spencer ya es consciente de que perdió a su amigo, ahora se acurruca cada vez que puede junto él.

"Parece mucho más tranquilo ahora que tiene algo a lo que abrazarse", reconoce su madre.
Spencer podrá seguir durmiendo junto a Rocky durante el resto de su vida © Facebook - Sound of muy Soul

Y es que nada llenará jamás el vacío en el corazón gigante de Spencer, pero su nueva almohada significa que Rocky siempre estará a su lado en espíritu.