Publicidad

Perros: el riesgo de mordeduras no depende de la raza, según un nuevo estudio

perro mordiendo la mano de un humano dog-serious

Perro mordiendo la mano de un humano

© Shutterstock

Según datos publicados por Anses, existen muchos factores a la hora de hacer frente a la mordedura de un perro y... ¡la raza no es determinante!

Por Vanessa Parapar

Publicado el 9/2/21 11:23

Del país vecino nos llega un estudio publicado por Anses, Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Francia, el pasado 8 de febrero que subraya que el riesgo de moderduras por parte de un perro no depende de la raza. 

Unos datos relevantes, vamos a descifrarlos a lo largo de este artículo, que pretenden dejar de manifiesto que los mal llamados perros peligrosos no lo son tanto. 

En Francia, al igual que en España, existe una lista de razas caninas consideradas como peligrosas, pero que según este estudio no representan un factor determinante a la hora de valorar el riesgo de mordedura por parte del perro. 

Según datos extraídos del informe realizado por Anses, el hecho de que un perro muerda depende de varias cosas:

  • Su entorno. 
  • Sus dueños y/o las personas que lo rodean. 
  • Su estado de ánimo. Es decir, cómo se siente el animal. 

Teniendo en cuenta los factores señalados por la agencia de seguridad gala, la raza queda al margen del riesgo de mordedura del can.

A pesar de los factores señalados, desde Anses señalan que nunca debemos dejar a un niño solo con un perro, independientemente de su raza.

¿Cuáles son las razas de perros peligrosos en España? 

Los propietarios de los perros señalados como ''peligrosos'' deben contar con una licencia ppp y un seguro de responsabilidad civil para poder convivir con ellos. Estos requisitos dependen de la legislación de la comunidad autónoma en la que viva el dueño del perro. 

"No hay ninguna raza más peligrosa que otras"

A petición del Ministerio de Agricultura francés, la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria trató de determinar "la peligrosidad de los perros" con datos en la mano, según un comunicado de prensa.  

Las cifras disponibles en el estudio galo indican 10.000 mordeduras de perro al año en Francia, pero según señala Matthieu Schuler, director general adjunto del centro científico ANSES, "esta cifra está sin duda por debajo de la realidad".

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el país vecino está considerado como uno de los Estados con tasas de incidencia y letalidad por mordedura de perro a destacar al igual que Australia y Canadá. Siendo Estados Unidos el país que más sufre este problema (cada año sufren mordeduras de perro alrededor de 4,5 millones de personas).

España, a tenor de los últimos datos de la OMS, no aparece en lo alto del ránking. Datos publicados por la Asociación Española de Pediatría afirman que en nuestro país se registraron 654 casos por mordedura de perro en 10 años; siendo los niños los más afectados. 

A esto podemos sumarle las cifras que resalta Onda Cero: desde 2010 veinte personas han muerto en España a causa de ataques de perros, cuatro en Madrid. Trece de las víctimas eran menores de edad. 

Aprovechando la coyuntura Schuler afirma que "existe un número muy grande de condiciones que conducen a una mordedura: algunas dependen del perro, de su desarrollo, de su bienestar... Mientras que otros factores están ligados a las personas, a su edad, al lugar donde se produce, a que estén o no atentas a las señales del perro...''

El estudio de la Anses muestra también que los perros machos son más agresivos, al igual que los perros adultos. A lo que añade que el destete demasiado temprano, el contacto con los humanos demasiado tarde, las condiciones de vida del animal, la educación y la salud también influyen en el riesgo de mordeduras. 

Por otro lado, "no hay ninguna raza más peligrosa que otras", afirma Julie Chiron, coordinadora del informe francés.

¿Qué señales debemos vigilar para que un perro no muerda?

Perro enseñando los dientes ©Shutterstock

No todos los humanos están expuestos de la misma manera a la mordedura de un perro, a tenor de los datos presentados en el estudio de Anses. 

"Los niños pequeños, las personas y las profesiones que entran en contacto frecuente con los perros, y las personas que utilizan los perros para funciones especiales, como la vigilancia y la defensa, corren más riesgo que los demás", según la Anses.

Haciendo un mayor hincapié en los menores, Anses señala que los más pequeños no tienen la capacidad de ''detectar las señales de estrés de un perro'' si los comparamos con una persona adulta. 

Según Chiron, los niños menos de 15 años se ven especialmente afectados ante el riesgo de mordedura de un perro puesto que no reconocen los signos de estrés de un can. 

Estas señales de estrés de las que habla la coordinadora del estudio pueden ser lamerse la nariz, bostezar repetidamente, mirar hacia otro lado...

La agencia gala afirma que le gustaría tener más datos sobre las mordeduras de perros, "reforzar la evaluación del comportamiento", incrementar el número de veterinarios que traten y valoren estos hechos y concienciar sobre las necesidades de los perros. Y para llevar a cabo estos sujetos desde Anses recomiendan la creación de un observatorio que trate este tema.