Publicidad

Las protectoras, muy enfadadas, lanzan la voz de alarma: ¡si no estás preparado no adoptes un perro!

perro da la pata en refugio dog-serious

Las normas que nadie te dice antes de adoptar y que hay que tener presentes

© Shutterstock VILevi

Los cuestionarios previos y los contratos de adopción contienen una serie de cláusulas que muchos pasan por alto y que conviene dejar muy claras. 

Por José Manuel Cano

Publicado el 14/2/21 17:54

La protectora sevillana El Buen Amigo ha lanzado un mensaje en redes sociales en el que llama la concienciación de mucha gente que desconoce lo que es tener un perro.

Los destinatarios son esas personas que quieren adoptar pero que realmente desconocen dónde se están metiendo y cambian de opinión al poco tiempo 'devolviendo' al animal al refugio. 

Ocurre constantemente y es particularmente indignante para los voluntarios que ven a los perros volver a sus instalaciones tras solo unos días 'de prueba' en familias que se vieron desbordadas y decidieron deshacerse del animal, sin más, 'descambiándolo', como si de prendas de ropa se tratasen.

¡Comunicado importante!

En solo un mes, la protectora en cuestión ha visto llegar nuevamente a tres de sus perros, 'devueltos' con justificaciones de lo más rudimentarias: es que muerde, es que se sube a la mesa, es que hace sus necesidades en casa...

Quizás por ello, esta misma protectora ha hecho público un comunicado en el que lamenta estas prácticas y recuerda que hay que leer con detenimiento los cuestionarios previos a la adopción y los contratos. 

En ellos hay una serie de cláusulas que debe conocer todo el mundo antes de firmar los documentos en los que se explica absolutamente todo lo que hay que saber. 

Dos perros mirando desde al infinito desde su chenil © Shutterstock Real Photo Maker 

El 'decálogo' que nadie te dice

Antes de adoptar, los voluntarios explican cómo es el animal, si es inseguro, si tiene miedo, si es sociable, nervioso, si necesita un educador... pero es que además hay una serie de aspectos básicos que todo el mundo debe saber y que tal vez no venga mal recordar.

Desde esta protectora lo explican de una forma muy sencilla y directa:

1. Los animales no encogen de tamaño

Todos crecen, no van a menos. Parece una tontería, pero es algo que hay que tener muy en cuenta a la hora de valorar tu casa, tu sofá, de tu tiempo...

2. Los animales tienen dientes, muerden

Es su mecanismo de defensa y lo utilizan cuando están inseguros o cuando quieren marcar algun tipo de dominancia. ¡Hay que educarlos para que no lo hagan! 

3. Los perros ladran, los gatos maúllan

Si estás buscando un perro 'mudo' quizás sea mejor que te plantees otro camino.  

4. Los animales comen

Hay que gastar 'dinerito' en comprarles su comida. Si no estás preparado económicamente para ello, no lo hagas.

5. Los animales pueden necesitar de un etólogo, educador canino o adiestrador

Es una cláusula que se especifica en los contratos de adopción y que muchos pasan por alto. Los perros necesitan educación y a veces es necesario acudir a profesionales

Los responsasbles de una adopción son los adultos, no los hijos © Shutterstock hedgehog94 

6. Los responsables del animal son las madres y los padres, no los hijos

Incluso cuando se adopta para contentar a los más pequeños y enseñarles lo que supone el cuidado de una mascota, hay que ser conscientes de que la decisión y la responsabilidad final es del adulto.  

7. La ansiedad y el estrés

Los perros también pueden padecer estas enfermedades, por lo que hay que ser constantes y tener paciencia con ellos. Es posible que tengas que acudir a un profesional. 

8.  Los animales no son un regalo, son animales

Una mascota es un miembro más de la familia, con necesidades diferentes y no son responsables de nada, por lo que el trabajo de la educación corre a cargo tuya. 

9. No tengas animales si no sabes lo que conlleva

Este penúltimo punto de su síntesis viene a resumir todo lo que necesitas para tener un perro y que quizás nadie te haya dicho directamente: sacrificio, paciencia, tiempo, responsabilidad, dinero...

10. Las protectoras no son responsables de que tú hayas decidido adoptar

Por último, desde El Buen Amigo recuerdan que, si has decidido adoptar, asumas tu decisión con responsabilidad y, si tienes algo que preguntar o necesitas ayuda, lo digas con educación.

Si consideras que cumples todas esas normas y te sientes preparado para adoptar, aquí tienes un amplio catálogo de perros que están esperando tu llamada