Publicidad

Esto es lo que pasa cuando dejas a un Husky y a un mini bulldog cerca de una pizza

Los papás de estos perros jamás imaginaron un final tan dramático. ¿Qué pasó con la pizza? ¡Lo vemos! ðŸ•

Por Vanessa Parapar

Publicado el 15/2/21 10:30

Hoy te traemos un vídeo, con su correspondiente historia, que ha roto los cánones de medir de Internet. Lo que comenzó como una cena afable entre amigos; terminó en drama con perros, pizza y humanos incluido. 

Twitter se ha hecho eco de unas imagénes que han dado la vuelta al mundo gracias a los 2.6 millones de visitas que tiene el clip (y subiendo). Todo fue culpa de la pizza. O, al menos eso parece. ðŸ˜‚

''¡Contemplad nuestro festín!''

La persona que cogió su móvil para hacer un vídeo enseñando el exquisito menú que había sobre su mesa (sushi y pizza) jamás pensó que en cuestión de segundos éste quedaría reducido a unos cuantas migas. 

Mientras habla a sus seguidores y abre la caja de la pizza para enseñársela al mundo... ¡zas! Sus perros estaban al tanto de cada uno de sus pasos para, de un momento a otro, ''atacar''. ðŸ•

Sin avisar, un Husky y su mejor amigo (o hermano, eso no lo sabemos) un mini bulldog salieron a escena. En las primeras milésimas de segundo parecían angelitos mirando la comida sin tan siquiera rozarla pero, como por arte de magia, ¡algo cambió!

husky y bulldog mirando la pizza
Perros mirando la pizza con ojos de deseo ©Twitter @_IDVL

El Husky, descubre aquí todas las características de la raza, ni corto ni perezoso y sin dejar libertad de movimiento alguna a su compañero de juegos abrió la boca y se llevó la pizza de un bocado dejando a más de uno sin palabras. 

A pesar de que en el vídeo no se aprecia si el perro se come -o no- la apetitosa pizza, subrayamos que no es bueno para la salud de un can comer ese tipo de platos debido a la grasa, la sal y a los ingredientes que contienen, algunos peligrosos para los perros como puedes comprobar en este enlace

Una de las cosas más importantes para que un perro presuma de una salud de hierro, a tenor de los veterinarios que trabajan a diario con Wamiz España, es cuidar su alimentación.

Esta debe ser equilibrada, compuesta por croquetas y/o comida húmeda de calidad o una dieta BARF e incorporando -de vez en cuando- alguna que otra golosina canina. Y siempre debemos evitar que nuestros amigos de cuatro patas ingieran nuestras sobras o tengan acceso a ellas.