Publicidad

Springer spaniel de 13 años ayuda a su dueño a superar la depresión

Springer spaniel y su dueño dog-serious

El perro es el mejor apoyo para su amo

© YouTube - PDSA

Su devoción excepcional hacia su amo y hacia el resto de la sociedad lo convierte en un perro muy especial. ¿Quieres averiguar qué le hace tan diferente?

Por José Manuel Cano

Publicado el 23/2/21 11:09

El beneficio que aporta cualquier mascota a la vida de una persona es incuestionable, aunque hay algunos perros que realmente merecen un premio por todo lo que hacen mejorar a su dueño en todos los sentidos. 

Hoy conocemos a uno de esos 'premiados', un ejemplar único al que le han colocado una merecida medalla y que se ha convertido en la primera mascota en ganar un premio equivalente a una Excelentísima Orden del Imperio Británico (OBE) por "brindar consuelo y apoyo" a su dueño. Os contamos su inspiradora historia:

Max, un 'abuelo' terapéutico

Max es un springer spaniel de 13 años de edad que ha sido galardonado en febrero de 2021 con la orden de mérito PSDA, una distinción que reconoce a los animales que "muestran una devoción excepcional por su dueño o la sociedad en general, más allá del compañerismo".

Este honor es otorgado por People's Dispensary for Sick Animals, una organización benéfica veterinaria que ha entregado por primera vez este premio a un perro 'normal' desde su creación en 2014. Anteriormente solo se otorgaba a animales de servicio como perros policía, de asistencia o de detección médica.

Este perro ha recibido un merecido premio y es el único que puede presumir de tenerlo © YouTube -  PDSA

Este perro reside en la ciudad británica de Keswick, donde dio el salto a la fama -sobre todo en redes sociales-, cuando ayudó a su dueño, Kerry Irving, a recuperarse de un accidente de tráfico que le dejó temporalmente en silla de ruedas. 

"Poder compartir el apoyo, la comodidad y la alegría que Max brinda a miles de personas ha sido un privilegio"
 

“From the moment I met him I knew he was special” Please share...

Posted by Max Out in the Lake District on Thursday, February 18, 2021

Se recuperó de una depresión gracias a su perro

A sus 46 años, Irving sufrió una severa depresión al no poder caminar y se puede decir que descendió a los infiernos, pero por suerte llegó a su vida Max, justo dos años después del accidente.

El perro le dio una razón para seguir luchando creándose entre ellos un vínculo precioso y, un tiempo después, Irving recuperó la movilidad en sus piernas.

La popularidad del perro llegó a ser tan mayúscula que Irving comenzó a organizar caminatas con fines benéficos para que muchas personas lo pudiesen conocer.

"Cuando estaba en mi peor momento, Max se convirtió en mi razón para vivir, y continúa haciéndome sonreír cada día", asegura su orgulloso dueño.