Publicidad

La policía para en plena calle de Málaga para proteger a alguien que todos repudiaban

policias locales hablando dog-serious

Un caso realmente desagradable obliga a la policía local a intervenir 

© Tsuguliev / Shutterstock

Los agentes de la autoridad observan una de esas injusticias que nadie parece querer ver y actúan de inmediato para ayudar a una víctima inocente. 

Por José Manuel Cano

Publicado el 6/3/21 11:09, Actualizado el 13/9/21 9:30

A estas alturas ya casi que nos hemos acostumbrado a vivir con situaciones de abandono, pero en esta ocasión queremos dar voz a uno de esos cientos de casos que llegan a las protectoras de manos de la policía, protagonista indiscutibles a la hora de ayudar. 

El suceso que hoy reportamos tuvo lugar en Málaga el pasado marzo. La Policía Local percibió a un animal indefenso y desamparado vagando en plena calle. 

Abandonado sin más

Se trataba de un perro de los mal llamados "potencialmente peligrosos". Debido a su aspecto vigoroso, puede que nadie tuviese el coraje de ayudarlo. Un gran error, pues se trataba de un perrito noble y bonachón.

Los agentes lo llevaron a la Sociedad Protectora de Animales de Málaga donde lo bautizaron con el nombre de Jake. A su corta edad, un año, el pobre ya había sido abandonado.

Por suerte, fueron unos agentes los que se cruzaron en su camino evitando así que fuese atropellado o algo peor. Por desgracia, estos perros son utilizados en peleas como 'sparring' para otros perros entrenados para luchar. 

Por su personalidad afable, se desprende que Jake vivió durante su primer y único año de vida en un hogar en el que disfrutaron de su más tierna infancia de cachorro, pero que estas mismas personas decidieron deshacerse de él cuando creció y se convirtió en el adulto que ahora es.

Un perro educado y cariñoso

Pese a pertenecer a una de esas mal llamadas razas consideradas PPP (perros potencialmente peligrosos), Jake es un completo bonachón. En la protectora se ha destacado como un animal muy cariñoso que adora estar tanto con las personas como con sus semejantes.

Reconocen que al principio le costó un poco el cambio y se mostraba algo más nervioso al verse encerrado en una jaula, pero actualmente es un perro obediente y sumiso. 

Ahora ya solo queda dar el último paso: encontrarle una familia de verdad. Jake encajará en cualquier hogar, aunque al tratarse de un perro de energía media lo ideal es que su nueva familia le atienda con buenos paseos al aire libre para que pueda disfrutar de la vida plenamente.

Si estás [email protected] en la adopción de Jake aquí puedes ponerte en contacto con la protectora malagueña en la que se encuentra
 Te recordamos que en Wamiz también tenemos otras múltiples opciones de adopción de perros que sólo están esperando una llamada

Recuerda: la adopción salva vidas