Publicidad

Esperanza de vida de los perros y los gatos, ¿nuestros animales viven más tiempo?

esperanza de vida de perros y gatos dog-cat-wow

La esperanza de vida de los perros y los gatos ha aumentado 

© Budimir Jevtic / Shutterstock

Como para las personas, la esperanza de vida de los perros y los gatos es cada vez mayor gracias a los avances de la ciencia. 

Por Jade del Arco

Publicado el 9/3/21 8:31

Adoptar un perro o un gato es una decisión que no se debe tomar a la ligera, pues estos animales nos acompañarán durante mucho tiempo. ¿Cuál es la esperanza de vida de los perros y los gatos? 

Como pasa con los humanos, gracias a la ciencia, los perros y gatos viven cada vez más años. Y, obviamente, es motivo de alegría, pues cuando llegan al hogar se convierten muy rápido en un miembro más de la familia. 

Un estudio sobre la esperanza de vida de perros y gatos

Sí, los perros perros y los gatos viven más tiempo, al menos es lo que se desprende de un estudio realizado en Francia por la FACCO y Kantar, que concluyó que entre 1996 y 2018 la esperanza de vida de los gatos pasó de 8 años a 11,9 años, es decir, un incremento de 4 años.

Por su parte, la esperanza de vida los perros pasó de los 11,8 años en 1996 a los 12,7 años en 2018.

¿Por qué viven más tiempos perros y gatos? 

La asistencia al veterinario se ha extendido ©Ermolaev Alexander / Shutterstock  

Es complicado establecer a qué se debe exactamente este aumento, ya que intervienen muchos factores que lo fomentan: 

  • La creciente medicalización de los animales. Los humanos acuden al veterinario en caso de problemas de salud cada vez con más frecuencia. 
  • El progreso de la veterinaria. Ir al veterinario hoy en día es mucho más accesible, y las especialidades se han diversificado: hay veterinarios especializados en cardiología, oncología, gastroenterología, neurología…
  • Se ha extendido la esterilización de perros y gatos; que evita el desarrollo de ciertas enfermedades. 
  • Hay más variedad en la comida para mascotas; por ejemplo, piensos hipoalergénicos o adaptados a diferentes problemas digestivos. 

La combinación de estos factores, entre otros, podría haber ayudado a que ahora nuestros pequeños peludos estén más tiempo con nosotros. ¡Qué buenísima noticia!