TEST DE PERSONALIDAD PARA PERROS 🐶

Publicidad

Cruza un río y se encuentra de frente con la más cruel de las imágenes

rio dog-sad

Una persona hace un hallazgo macabro a la orilla de un río malagueño

© shulgenko / Shutterstock

La Sociedad Protectora de Animales de Málaga se hace eco de un caso sobrecogedor que pudimos conocer antes de que se lo llevase la corriente... 

Por José Manuel Cano

Publicado el 14/3/21 14:04

Las historias de abandono a veces se suceden en los lugares más recónditos e inesperados, dejando un sabor de lo más amargo por las precarias condiciones que se ven obligados a pasar animales indefensos. 

El caso que hoy reportamos nos lleva a la orilla de un río, donde una persona se topó con la vertiente más siniestra de la realidad. 

Un descubrimiento macabro en un río

La Sociedad Protectora de Animales de Málaga se hace eco de un caso sobrecogedor que ahora requiere de nuestra ayuda. 

Una persona caminaba junto a un río cuando vio algo extraño en mitad del torrente. Al acercarse descubrió a un pequeño bodeguero a punto de dejarse llevar por la corriente. 

Estaba malherido, visiblemente desnutrido y sufriendo un frío insoportable por el lugar en el que se encontraba. Su estado era francamente lamentable.  

Por suerte, esta persona reaccionó a tiempo para salvarle la vida y trasladarlo al refugio en el que ahora se encuentra.

Los voluntarios le acogieron con los brazos abiertos y le bautizaron con el nombre de Río, algo probablemente poco original pero que viene a recordar el lugar del que logró salir con vida.

Aseguran que cuando fue encontrado llevaba días solo sin comer y con importantes heridas en las patas. 

Una labor humanitaria

Ya en la protectora, Río fue aseado y sometido a diversas curas en los cortes que sufría en sus patas. No lo pasó nada bien pues este proceso de desinfección le obligó a sufrir mucho dolor, pero por suerte fue sanado y ahora lleva mucho mejor las curas.

Una vez que lograron sacarlo adelante constataron que debe tener unos ocho años aproximadamente y que su naturaleza es de lo más bondadosa pues se muestra siempre tremendamente simpático con sus cuidadores.

En el refugio aseguran que se trata de un perro muy alegre pese al trauma vivido y que convive perfectamente con todos, tanto con personas como con sus semejantes.

"Los voluntarios dicen que tengo cara de noble y que soy un buen perro, yo hago lo que puedo"

Ahora ya solo queda un paso más para dejar atrás las frías aguas de aquel río: encontrar una familia de verdad que le quiera. 

Hay que recordar que Río ya tiene una edad y que necesita un lugar cálido y placentero para olvidar el suelo en el que ahora mal duerme cada noche. 

Si estás interesad@ en la adopción de Río, aquí puedes ponerte en contacto con la protectora malagueña en la que se encuentra. 
Te recordamos que en Wamiz también te ofrecemos otras múltiples opciones de adopción de perros necesitados que están esperando tu llamada