TEST DE PERSONALIDAD PARA PERROS 🐶

Publicidad

Un taxista de Inca (Mallorca) se niega a llevar a un gato moribundo en su taxi: su dueño entra en cólera

gato enfermo envuelto en una mantita cat-angry

Imagen de archivo: El gato se debatía entre la vida y la muerte

© vnlit/Shutterstock

El incidente se produjo en pleno toque de queda, estando permitidas las urgencias veterinarias en ese periodo. 

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 15/3/21 17:27

El gato de Manel Juanola comenzó a sentirse muy mal el pasado 2 de marzo. Este vecino de Inca, en Mallorca, no dudó un segundo y quiso llevarlo al veterinario. Llamó un taxi y ahí vino el problema: se negaban a llevarles al veterinario

Ocurrió poco antes de la medianoche, es decir, en pleno toque de queda por el coronavirus en España. Según recoge el diario ultimahora.es, la centralita de taxis se negó a llevarlo de noche al veterinario “porque había toque de queda”.

Se negaron a llevar a su gato por el toque de queda

Y mientras su gato agonizaba 😢😢😢. Me puse muy nervioso porque veía que se moría. El hombre que me atendía me dijo que había toque de queda por la pandemia y no podían hacer nada”, relata Manel a ultimahora.es.

Manel y su gato Duende ©ultimahora.es

Manel adora a su gato, Duende, de 12 años de edad. “Para mí es como oro en paño”. Mantuvo la calma e insistió al servicio de taxis para que les llevaran al veterinario. El trabajador le colgó hasta dos veces. 

“Fui muy educado, pero me volvió a colgar”, recuerda Manel. 

En España te puedes desplazar por una urgencia veterinaria durante el toque de queda. Al igual que el taxi es uno de los servicios que también se puede usar. Es decir, a Manel no le tendrían que haber puesto la excusa del toque de queda.   

“Me dijo que si Duende se moría podía adoptar otro. Ese trabajador fue muy cruel”, asegura el hombre al diario ultimahora.es

A Manel no le quedó otra que llevarlo él mismo en un transportín. La clínica está a unos 3 kilómetros de su casa, 45 minutos andando. “Mi gato pesa cuatro kilos más el transportín”. Tuvieron que operar al gato de urgencia y el gato se quedó ingresado varios días

Ahora Duende continúa su recuperación. ¿Habría tenido mejor solución el gato de haber llegado antes al veterinario? ¿Hubiera sufrido menos esta familia? La falta de empatía hacia los animales parece que todavía supone un problema.