TEST DE PERSONALIDAD PARA PERROS 🐶

Publicidad

Caja sospechosa en la playa: cuando la abrió, se le saltaron las lágrimas

caja de carton con letras azules y negras dog-sad

Esta es la caja que apareció en la playa

© Facebook / SPCA Whanganui Center

La persona que pudo localizar la caja lo hizo porque escuchó unos chillidos que llamaron su atención 😱😱😱. 

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 17/3/21 13:50

Un paseo por la playa se convirtió en un mar de lágrimas e incomprensión para la persona que localizó la caja de la imagen. Atraída por los sonidos, como una especie de chillidos, pudo dar con ella. Lo inesperado llegó cuando la abrió. 

Había varios cachorros recién nacidos dentro de la caja, abandonados a su suerte. Ocurrió el pasado mes de enero en una playa de Nueva Zelanda, la de Whanganui. ¿Cómo alguien se puede deshacer de unas crías de esa manera? 😡😡😡.

Nueve cachorros recién nacidos abandonados en la playa

Eran nueve los cachorros que encontró esta ciudadana, cachorros que tenían menos de un día de vida. “Nuestros veterinarios estimaron que probablemente nacieron la noche anterior, lo que hace que tengan menos de 24 horas de vida.

Estos son los cachorros recién nacidos ©Facebook / SPCA Whanganui Center

Son palabras de la SPCA, las autoridades de Nueva Zelanda que se hicieron cargo de los cachorros. Compartieron la noticia en su página de Facebook y casi al momento recibieron cantidad de ofertas para adoptar a los cachorros

La SPCA trasladó a los pequeños a un refugio, donde fueron emparejados con una perra llamada Nanook que terminó siendo quien les dio de mamar. “Ella estaba tan emocionada al verlos que los ha aceptado como suyos y los está alimentando bien”.

La perra del refugio que dio de mamar a los cachorros ©Facebook / SPCA Whanganui Center

Por desgracia, de los nueve cachorros solo sobrevivieron ocho 😢, los cuales están desde entonces en una casa de acogida con Nanook donde serán cuidados hasta que tengan la edad suficiente para ser adoptados. ¡Mucha suerte pequeños!

Recuerda: la adopción salva vidas