TEST DE PERSONALIDAD PARA PERROS 🐶

Publicidad

Mi gato duerme la siesta al sol: ¡cuidado, puede ser peligroso!

gato tomando sol cat-serious

Los gatos pueden tomar el sol pero ¡no todo el tiempo que ellos desean!

© Fabio Lamanna/Shutterstock

La exposición prolongada a los rayos solares puede ser tan peligrosa a la larga para los gatos como lo es para los humanos.
 

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 18/3/21 16:49

Si vives con un gato probablemente ya has notado en más de una ocasión como le encanta tumbarse al sol. Los gatos pueden exponerse tranquilamente durante horas a un baño de sol

Sin embargo debes saber que los mismos riesgos que corremos los humanos cuando nos excedemos en la exposición solar corren los felinos cuando abusan.

El sol, un riesgo para los gatos que no hay que pasar por alto

Los veterinarios de Airvet señalan que los gatos son tan sensibles como las personas a las quemaduras solares. Tanto si un gato está acostumbrado a vivir en el interior como en el exterior, ambos pueden sufrir quemaduras.

No obstante, los gatos blancos y los gatos sin pelo pertenecientes a la raza Sphynx son incluso más propensos al riesgo de quemarse con el sol
Un gato, si lo consentimos, puede pasar horas expuesto al sol ©Sire Nothingtodo/Shutterstock

¿Cómo se manifiesta en los gatos el daño solar?

El daño solar puede ser visible en el cuerpo del gato en forma de quemaduras en la piel y pigmentos quemados alrededor del hocico y de la boca

Al igual que los humanos los gatos también tienen riesgo de desarrollar cáncer de piel por quemaduras solares. Un golpe de calor también puede llegar a ser letal. 

¿Cómo puedo evitar que mi gato se queme con el sol?

Para proteger a un gato del sol es fundamental asegurarnos de que se mantiene en la sombra cuando el calor aprieta. Y en las estaciones cálidas (primavera y verano) es incluso recomendable el protector solar. Asegúrate que no se lo lama, de ser así no habrá servido de nada.

Si tu gato tiene acceso a un jardín debes procurar que en este siempre exista un lugar a la sombra. Y si lo que hace es tomar el sol junto a una ventana, deberás bajar la persiana cuando el sol está en lo más alto y, por tanto, su fuerza es más peligrosa.