TEST DE PERSONALIDAD PARA PERROS 🐶

Publicidad

Los residuos de un vertedero esconden una existencia salvaje marcada por el dolor

vertedero dog-sad

Los residuos de un vertedero municipal esconden una realidad difícil de asimilar

© Avigator Fortuner / Shutterstock

Alguien quiso mirar más allá y con verdadero interés para descubrir la terrible realidad que se ocultaba entre los despojos y desechos de un basurero municipal de Málaga. 

Por José Manuel Cano

Publicado el 20/3/21 10:20

Aunque cueste creerlo, los vertederos municipales se convierten a menudo en el hábitat natural de numerosos perros abandonados, vidas olvidadas e invisibles que subsisten como pueden entre residuos y basuras buscando siempre algo que comer.

El caso que hoy reportamos es uno de tantos esos. Su nombre es Polo y fue encontrado, junto con otros dos perros, entre despojos y desechos.

Tres 'mendigos' abandonados en un basurero

La Sociedad Protectora de Animales de Málaga da buena cuenta del caso de Polo, que fue encontrado en un basurero municipal en el que se sospecha que llevaba meses viviendo junto con otros dos perros a tenor de las pésimas condiciones en las que llegaron.

Los tres 'mendigos' estaban muy asustados cuando llegaron y en su personalidad se reflejaba una existencia salvaje y llena de dolor hasta entonces. 

Polo llegó visiblemente sucio, muy delgado, muerto de miedo y con esa mirada triste que tienen los perros que fueron dejados atrás en algún momento de su vida. Su único afán era encontrar algo que comer.

Un animal de pura bondad

Pese a su fachada pesarosa e indómita, Polo rápidamente se destacó como uno de los perros más nobles que han pasado por las instalaciones de este refugio. Quizás solo esté agradecido con las personas que le sacaron del infierno en el que malvivía, pero su bondad ha dejado a todos los voluntarios muy sorprendidos.

La confianza que demuestra en el ser humano sobrecoge el corazón después de todo lo que ha debido pasar. 

Sus cuidadores aseguran que carece de un mal gesto, que aunque su alma de perro solitario le haga buscar lugares apartados para pasar desapercibido, nunca ha dejado de aceptar las caricias humanas, como agradecido por el simple hecho de que alguien se fije en él.

A sus 6 años, y a pesar de su gran tamaño, es un perro sumamente tranquilo que solo tiene ganas de descubrir la bondad del mundo sin maltratos ni penurias. ¡En tu mano está darle esa oportunidad!

Si estás interesad@ en la adopción de Polo, aquí puedes ponerte en contacto con la protectora malagueña en la que se encuentra 
Aprovechamos para recordarte que en Wamiz también tenemos a muchos perritos que están esperando tu ayuda. ¡Pásate por aquí para conocerlos!