TEST DE PERSONALIDAD PARA PERROS 🐶

Publicidad

Escucha un ruido entre las bolsas de basura y descubre algo aterrador

contenedores de basura dog-sad

Una realidad dramática se esconde entre las bolsas de basura de un contenedor

© Peter Gudella / Shutterstock

Una protectora malagueña reporta un caso verdaderamente sobrecogedor que una persona descubrió entre los desechos de un contenedor.

Por José Manuel Cano

Publicado el 29/3/21 17:56

No es la primera vez que conocemos un caso así. Ocurre con demasiada frecuencia y nos entristece el corazón cada vez que una historia parecida llega a nuestros oídos. 

Como ha pasado en otras muchas ocasiones, los lugares más sucios y olvidados se convierten en la 'vivienda' natural de muchos perros invisibles. 

Viviendo entre basuras

La Sociedad Protectora de Animales de Málaga reporta el caso de Paco, un mestizo de yorkshire terrier que fue encontrado entre la basura depositada alrededor de un contenedor. 

Una persona escuchó ruidos extraños entre las bolsas cuando fue a depositar sus residuos y descubrió a este pequeño yorky de 6 años. Rápidamente se dio cuenta de que era un perro maltratado por la vida y los humanos. 

Efectivamente, Paco vivía entre desperdicios, buscando y rebuscando entre los desechos para poder llevarse algo de comida a la boca. 

No era de extrañar el pésimo estado de salud en el que lo encontraron pues llevaba años contrayendo enfermedades, garrapatas y parásitos, lo más lógico del mundo cuando su único modo de sobrevivir era aprovechar los restos de comida que las personas tiraban a los contenedores.

 

¡PACO NECESITA ACOGIDA O Adopción URGENTE! Paco es un mestizo de Yorky y tiene 6 años. Es un perrito pequeño y...

Posted by Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga on Thursday, March 25, 2021

Necesita acogida urgente o adopción

Por suerte, la persona que lo encontró no miró hacia otro lado y apostó por su rescate llevándolo a esta protectora malagueña, donde rápidamente se dieron cuenta de que necesitaría un tiempo para encontrar la verdadera felicidad.

Y es que Paco venía francamente dañado, tanto física como psicológicamente. Estaba tan castigado y deteriorado que hubo que operarlo de la columna, lo cual solo le trajo más sufrimiento, más miedo y más desconfianza hacia las personas. 

Por suerte, este pequeñín se ha recuperado, pero ahora necesita un hogar tranquilo y una mano cariñosa que le ayude a recuperarse de tanto mal. El hambre, el abandono y las enfermedades deben quedar por siempre atrás.

Es por ello que ahora buscamos a esa familia que le devuelva todo el cariño que atesora en su interior, esas personas verdaderas que le enseñen a querer y a dejarse querer. No podemos consentir que el destino definitivo de Paco sea la jaula de un refugio ni tampoco el de estos invisibles que buscan una adopción responsable.

Los voluntarios aseguran que es un perro de lo más dócil, pero que en su carácter se refleja una profunda tristeza y es por ello que buscan urgentemente a una persona salvadora que lo acoja temporalmente o lo adopte para siempre.

Si estás interesad@ en ayudar a este pequeño, aquí puedes ponerte en contacto con la protectora malagueña en la que se encuentra