TEST DE PERSONALIDAD PARA PERROS 🐶

Publicidad

Málaga: Una cadena de hierro esconde una historia que no deja a nadie indiferente

cadena perro dog-sad

La cadena de hierro es la punta del iceberg de un caso sobrecogedor

© HDshooter / Shutterstock

Una protectora lanza la voz de alarma después de saber que unos grilletes de hierro han marcado una existencia completamente absurda y vacía.

Por José Manuel Cano

Publicado el 9/4/21 9:47

Hay objetos que son sinónimos de esclavitud, herramientas creadas con el único fin de empobrecer las vidas, utensilios que solo sirven para hacer este mundo un lugar un poco más triste. 

Nos trasladamos a Málaga, donde una simple cadena de hierro nos cuenta una historia de penumbra y desasosiego, unos grilletes que nos recuerdan un calvario invisible que todos hemos podido ver pero que rara vez nos paramos a entender. 

Una vida entera en tres metros cuadrados

La Sociedad Protectora de Animales de Málaga nos da a conocer el caso de Gordon, un 'esclavo' de la inhumanidad de algunos, un pobre perro que pasó toda su vida atado a una cadena de hierro en un campo. 

Una vieja casetilla y apenas tres metros cuadrados fue durante años su 'cárcel', ese cautiverio invisible y cruel al que muchos animales son sometidos durante toda su existencia. 

Cansado de luchar, resignado en una realidad de aburrimiento y hastío, Gordon fue utilizado como perro guardián de una finca sin que nadie reparase en su triste semblante, en una vida marcada por la ausencia de libertad. 

Su única misión de vida era mantener a raya a posibles ladrones, un cometido de lo más absurdo y cruel para un gigantón con un corazón aún más grande que su cuerpo. 

"Os recomendamos las alarmas, que también son muy efectivas y no juegan con la vida de ningún ser vivo", recuerdan en la protectora a los que usan así a los perros 

Gordon solo quiere ser libre 

Por suerte, alguien se apiadó de él y lo trasladó a la protectora en la que ahora se afanan por brindarle la vida que merece. 

¿Cómo lograrlo? Consiguiendo una familia que lo adopte de verdad. Sin cadenas ni esposas, sin prisiones. 

Sus cuidadores aseguran que es un perro completamente obediente y tranquilo, que solo desea disfrutar del paso de tiempo con una mano que le acaricie. Necesita muy poco para ser feliz. 

Le encanta correr y jugar, cosa lógica pues solo ha conocido un pequeño perímetro de terreno durante toda su vida. Sus ganas de vivir son máximas. 

Por lo demás, es un perro que no quiere problemas, al que le gusta ir a su aire y no meterse en enredos, es un perro que simplemente disfruta con poder pasear. 

Si estás interesad@ en la adopción de Gordon, aquí puedes ponerte en contacto con la protectora en la que se encuentra
Te recordamos que en Wamiz también disponemos de múltiples opciones de adopción de perros que solo están esperando que te intereses en ellos. ¡Mira qué caritas! 

Recuerda: la adopción salva vidas