Publicidad

Acaricia a su perro y siente algo duro en su estómago: ¡el veterinario no se lo puede creer!

perro en el veterinario dog-wow

El veterinario tocando al perro en la consulta

© Youtube 7NEWS Australia

Cuando el veterinario hace una radiografía a Shady se queda a cuadros. ¡No es extraño que su barriga esté tan dura!

 

Por Vanessa Parapar

Publicado el 9/5/21 11:18

Muchos perros están considerados por sus humanos como 'aspiradoras' con cuatro patas puesto que comen todo lo que les parece apetitoso sin reflexionar qué es o cuál es el tamaño de su boca. 

Desgraciadamente, ese ansia de comer provoca verdaderos dramas que terminan con el perro en el veterinario y con el doctor en shock por el 'manjar' que se ha tragado el can. 

Ese es el caso concreto de la historia que te contamos hoy que tuvo lugar en Australia. 

Belynda Armstrong es la madre de acogida de Shady, un perrito que recientemente le dio el susto de su vida. Mientras lo acariciaba, la mujer percibió que algo iba mal: ¡parecía que tenía piedras en el interior!

¿Un perro puede comer piedras?

Las sospechas de Armstrong se confirmaron en la clínica veterinaria donde al realizarle una radiografía al perro descubrieron que su vientre estaba lleno de piedras y tenían que operarlo rápidamente porque su vida corría peligro. 

Tras varias horas de operación, el doctor extrajo nada más y nada menos que 61 piedras del estómago del perrito. 😱😱

Shady se ha recuperado, según contó Armstrong a 7NEWS Australia, pero es importante que su familia de acogida no baje la guardia con él para asegurarse de que no vuelva a ingerir piedras ni ningún otro elemento que le haga daño.  

Una de las medidas que ha tomado Shady para luchar contra los impulsos del perro es aumentar la cantidad de comida diaria para disuadirlo de continuar haciendo este tipo de travesuras. 

Shady está en adopción

La vida de Shady no ha sido fácil, alguien sin corazón lo abandonó y lleva tiempo buscando una familia. Mientras encuentra el hogar que merece, este perrito tan glotón seguirá disfrutando de la vida en su casa de acogida (y siempre alejado de las piedras). 

Shady está en Australia y su adopción si no vives en ese país es muy complicada por no decir imposible. Pero si estás interesado en adoptar un animal, ¡pincha aquí!