Publicidad

La venganza de Oliver: un cachorro de Teckel abandonado

perro salchicha abandonado y maltratado dog-sad

Este perrito fue víctima de un hombre desalmado

© Facebook @Boksburg SPCA New FB Page

¿Cómo se puede mirar a esta criatura a los ojos y hacerle daño? Aquí está la triste historia de este dulce pero desafortunado teckel. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el 19/5/21 7:27

La mirada de este cruce de perro salchicha solo pide clemencia y un poquito de amor. Aún no damos crédito a todo el sufrimiento gratuito que tuvo que soportar por parte de su amo. ¡Fuerza Oliver! ðŸ’ª

El pasado 11 de mayo los voluntarios del refugio Boksburg, situado en Sudáfrica, publicaron un mensaje capaz de destrozar el corazón de la persona más insensible del mundo acompañado de una foto conmovedora. 

En la imagen de veía a un cachorro de Teckel desnutrido y muerto de miedo implorando ayuda porque acaba de ser abandonado por su querido humano. Un hecho que describieron de la siguiente manera los voluntarios:

''Sin la menor piedad por el animal, el hombre dejó un balde viejo en suelo en el que se intuía una figura morena y esquelética (sumergida en aceite para coche) de lo que parecía ser un perro''. ðŸ˜­ðŸ˜­

Y continuaba: ''El dueño afirmó que el animal había estado enfermo durante mucho tiempo. En ese instante, el animal levantó la cabeza y miró a su alrededor''.

 

A man casually walked into the Boksburg SPCA today and told us that he no longer wanted his dog. He placed down an old...

Posted by Boksburg SPCA New FB Page on Tuesday, May 11, 2021

Los empleados del refugio dicen que cuando se dieron cuenta de que el perro podía caminar, se sintieron esperanzados por el destino del pequeño, ya tan marcado en su corta vida.

Condiciones de salud deplorables

El pobre cachorro, llamado Oliver, fue trasladado de urgencia a un veterinario para hacerle una revisión y comprobar cuál era su estado de salud. 

Tras hacerle varias pruebas, el doctor supo que Oliver sufría anemia y tenía una lesión en el ojo (glándula nictitante, conocida también como tercer párpado) que se corrige con una pequeña intervención quirúrgica. 

Además el perrito ha sido desparasitado y se está recuperando lentamente de todo el sufrimiento causado por un desalmado. 

De vuelta al refugio, Oliver fue bañado cuatro veces, estaba muy sucio y desprendía un olor a aceite muy intenso. 

Tras su baño, este valiente teckel recibió un plato de comida que devoró en tan solo unos minutos. Según sus cuidadores, esa fue una buena señal de recuperación. 

Esperamos de corazón que Oliver encuentre el amor que merece ya que no queda muy claro si algún día alguien lo amó. Eso sí, creemos que el perrito se vengará de su dueño demostrándole que su nueva familia será mejor que él.