Publicidad

Reina Isabel II devastada: tras la muerte del príncipe Felipe, otro miembro de la familia real ha muerto

reina isabel ii muy triste dog-sad

Reina de Inglaterra muy triste 

© Karl Weller / Shutterstock

Definitivamente, el año 2021 está siendo muy complicado para la reina de Inglaterra que está haciendo frente a pérdidas muy importantes dentro de su núcleo familiar. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el 19/5/21 10:47

El pasado 9 de abril, la familia real británica tuvo que afrontar la muerte del príncipe Felipe a los 99 años de edad. Una pérdida que partió en mil pedazos el círculo más íntimo de la reina Isabel II que ya se había visto fragmentado debido a la entrevista que Meghan Markle y su nieto Harry le otorgaron a Oprah Winfrey.

Una charla en la que la pareja acusó a su familia de racismo mientras afirmaban lo felices que son desde que se sienten libres. 

Otro duro golpe para la reina de Inglaterra

Si la pérdida de su marido fue una prueba del destino muy difícil para la reina Isabel II, ella ha mostrado al mundo un coraje ejemplar.

Pero desgraciadamente, el año 2021 le tenía reservada otra triste sorpresa a la monarca. Uno de sus cachorros de 5 meses acaba de fallecer. Una pérdida que ha sumido, según el Daily Mail, a la reina en una tristeza infinita. 

Es necesario recalcar que la muerte del pequeño perro tuvo lugar tan solo unas semanas después de la pérdida del príncipe Felipe. Una impacto en un espacio corto de tiiempo que hizo estragos en la reina Isabel, muy apegada a sus perros, a los que considera miembros de su familia.

Los perros fueron un regalo de su hijo Andrew

Durante la hospitalización del príncipe Felipe, a principios de año, el hijo de la reina, el príncipe Andrew, decidió regalarle dos cachorros: un corgi y un dorgi. Unas bolas de pelo que se conviertieron en un gran apoyo para Isabel II que ya no se planteaba aceptar cachorros debido a su avanzada edad. La reina cumplió el pasado 21 de abril 95 años. 

Pero una vez que vio a los bebés, Isabel II no pudo resistirse a sus encantos y decidió quedarse con ellos. Desde entonces, los perritos fueron un sostento para ella. Aunque no cabe duda que la muerte de la pequeña hembra está siendo un arduo trance. 

Desde aquí le enviamos a la reina Isabel todo nuestro cariño y apoyo incondicional.