Publicidad

Lucha de titanes: la RSC se enfrenta al Gobierno para proteger a las razas de perros españolas

dos perros de agua español en el campo dog-serious

A la izquierda, Pedro Sánchez. A la derecha, un perro de agua español

© Drop of Light - DANACAN / Shutterstock

El objetivo de la Real Sociedad Canina es garantizar su supervivencia y su papel como legado de la sociedad española. 

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 3/6/21 11:23

¿Resulta familiar el perro punta español, el dogo español o el gorgas alicantino? Es probable que no, pues son razas de perro que se esfumaron en el tiempo. Y justo eso quiere evitar ahora la Real Sociedad Canina de España (RSCE). 

Esta organización ha solicitado al Gobierno central declarar Patrimonio Cultural e Histórico de España las razas de perros españolas. De esta forma se garantizaría su supervivencia y continuidad como evolución viva de la sociedad. 

En busca de proteger a las razas de perro españolas

La petición coincide cuando se trabaja en una nueva ley de Bienestar y Protección animal estatal, con la que RSCE quiere un marco jurídico que proteja estas razas, según recoge diarioveterinario.com. 

“Excepto el perro de agua español, el podenco ibicenco y el mastín español, todas las razas de perro necesitan una protección especial para no acabar desapareciendo. La RSCE ya trabaja para poner en marcha programas de recuperación específicos para cada raza. 

El podenco ibicenco es una de las razas autóctonas de España ©DragoNika / Shutterstock
“Sin un tablero legislativo será imposible mantener la crianza y preservación de toda esta herencia cultural”.

Canarias ya protege a sus razas de perro autóctonas

Por su parte, Canarias es la primera comunidad autónoma en declarar a sus razas de perro autóctonas Patrimonio Cultural, Genético y Etnológico. Protege así al presa canario, el majorero, el podenco canario y el podenco garafiano.

Canarias sienta precedente, aunque deja fuera al Lobito Herreno, el cual también incluye la entidad en su compendio de razas nacionales. 

La única iniciativa de este tipo que se ha dado con anterioridad fue en Jerez de la Frontera, donde se declaró al Ratonero Bodeguero Andaluz Patrimonio Cultural e Histórico.