Publicidad

¿El culo de tu gato toca tus cosas?

gato presumiendo de culo cat-wow

¡Creo que he visto un culo gatuno!

© Shutterstock

¿Tu gato toca tus cosas con su trasero? Un niño hace un análisis fascinante y... ¡nos quedamos de piedra con el resultado!

Por Vanessa Parapar

Publicado el 19/6/21 8:40

¿El culo de tu gato toca tus cosas? ¿Se sienta tu minino en los enseres personales que dejas por la casa? Un niño llamado Kaeden Griffin quiso dar respuesta a estas preguntas e hizo un proyecto que dejó a sus profesores y compañeros de piedra. 

Hoy nos hacemos eco de esta original investigación. 😊👇

¿El culo de tu gato toca tus cosas?

El proyecto de Griffin no estaba pensado para obtener la mejor calificación del año, pero debido a la originalidad del mismo y a sus sorprendentes resultados la obtuvo.

El niño, que adora a sus gatos, solo quería responder con su investigación una duda que llevaba meses rondando en su cabeza: ¿sus gatos rozaban sus cosas con su trasero cuando nadie los veía? ¡Griffin tiene la respuesta! 

 Griffin se preguntaba si la parte central del trasero de sus gatos tocaba las alfombras, las camas, las sillas...

Para realizar el proyecto el niño 'usó' a sus gatos, uno de pelo corto y otro de pelo medio-largo. Y el procedimiento fue muy sencillo: marcó a los mininos con una barra de labios (no tóxica) que revelaría si los gatos rozaban con sus culos diversos objetos y superficies del hogar. Con mucha delicadeza, Griffin limpió el trasero de sus peludos con trozos de papel y toallitas húmedas aptas para gatos. 

Griffin marcó las nalgas de sus gatos con una barra de labios para verificar dónde se frotaban sus gatos gracias a las marcas de carmín 🍑💄

Resultado sorprendente

¡Algunos gatos sí tocan las cosas de sus humanos con sus nalgas mientras que otros ni las rozan! ¡Todo depende del pelaje del gato!

Según el experimento de Griffin, su gato de pelo semilargo no tuvo contacto alguno con las superficies de la casa, ni con las duras ni con las blandas. Todos los lugares donde el felino se sentaba o se tumbaba estaban limpios. 

Sin embargo, su gato de pelo corto sí marcó con carmín las superficies blandas (ropa de camam cojines...) mientras que en las duras (sillas, mesas...) no había rastro alguno de pintalabios. 

Tras este proyecto de ciencias, si tienes un gato de pelo largo o semi largo puedes estar tranquilo puesto que a su trasero no le interesan tus cosas ni lo más minino. Los dueños de mininos de pelaje corto deben estar más atentos. 😹