Publicidad

Cachorro se debate entre la vida y la muerte: un niño de 8 años hace todo lo posible para salvarlo

niño abrazando a su perro negro dog-wow

Bryson junto a su cachorro

© Twitter The Washington Post

El cachorro contrajo una enfermedad y sus humanos no podían hacerse cargo de los gastos veterinarios. Por suerte, Bryson tuvo una idea genial. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el 22/6/21 11:09

Bryson Kliemann, de tan solo 8 años de edad, es el héroe del año. Este niño vive junto a sus padres y su perro Bruce en la ciudad de Lebanon, situada en Virginia (Estados Unidos), y ha movido cielo y tierra para salvar la vida de su peludo.

¡Cómo lo oyes! Su mejor amigo peludo, un cachorro cruzado con labrador de color negro azabache, se puso muy enfermo y los padres de Bryson no podían hacerse cargo de los gastos veterinario que requería el tratamiento para salvarle la vida. Fue en ese momento cuando el pequeño de la casa tuvo una idea genial. 💡

Su perro por encima de todo

El niño y Bruce se volvieron inseparables desde el día que se conocieron. Tanto que el cachorro fue capaz de eclipsar la pasión que Bryson tenía por las cartas de Pokémon. El infante las coleccionaba durante años, pero cuando llegó Bruce a su vida; sus prioridades cambiaron. El perro se convirtió en el centro del universo de Bryson. 

Sin embargo, una mañana su mundo se partió en mil pedazos. El niño comprobó que Bruce no podía levantarse y se negó a comer. Algo que persistió durante toda la jornada y al día siguiente e hizo saltar todas las alarmas. 

El veterinario fue muy claro

Bryson, acompañado por sus padres, llevó al cachorro al veterinario, y el doctor le dió la peor de las noticias. El cachorro había contraído el parvovirus, una enfermedad que afecta a los cachorros no vacunados.

El parvovirus tiene tratamiento pero este es muy caro. Alrededor de 1.000 dólares (840 euros)... Una suma impensable para una familia modesta. 

Cuando el niño se enteró, rompió a llorar y comenzó a pensar cómo podía conseguir el dinero para salvar a su amado perro. 

Una idea tan genial como triste

A Bryson se le ocurrió una idea genial para conseguir el dinero: ¡vender sus cartas de Pokémon! Desde que tenía cuatro años, había acumulado cientos de ellas y las guardaba meticulosamente en cajas.

Las cartas de Pokémon esconden todos los secretos de su infancia puesto que son todos sus regalos de cumpleaños y de Navidad. Así que su madre le dijo que no.

Pero Bryson puso un precio a cada carta, hizo sus cálculos y comprobó que las cuentas le salían. Así que decidió sacar la mesa de su habitación y colocarla en la acera frente a su casa, con un cartel de "se venden Pokémon".

A partir de ahí, estalló la locura. Los vecinos y amigos de Bryson no tardaron en llegar y fue tal el éxito que muchas personas sugirieron a la madre de abrir una colecta en Internet. Dicho y hecho, las donaciones se multiplicaron por diez: más de 27.000 dólares (2.2704 euros) recaudados hasta la fecha.

La venta de Pokémons traspasó fronteras: de Estados Unidos a China, Australia, Irlanda...

Conmovidos por la acción de Bryson, los empleados de la filial de Pokémon de Washington le han enviado un lote de cartas raras para apoyar la causa del niño, según informa el canal local WCYB.

Gracias al esfuerzo de su inseparable compañero de vida, el perro está mucho mejor. Y el resto del dinero fue donado a refugios locales.

Un conmovedora historia que se ha hecho viral: "héroe", "corazón de oro", "modelo de madurez".