Publicidad

La ató a la bola del remolque y la arrastró hasta su finca en Granada: el rastro de sangre lo delata

rastro de sangre dog-serious

Agentes de la Guardia Civil siguieron el rastro de Sangre hasta una finca en Diezma

© AOri_Siri / Shutterstock

El supuesto maltratador es un hombre de 59 años, propietario de una explotación ganadera en Diezma (Granada), con antecentes por maltrato animal con resultado de muerte.

Por Cristina Ridao

Publicado el 24/6/21 9:05

El pasado 17 de junio, la Guardia Civil publicó en un comunicado oficial un delito de maltrato contra los animales acometido en un pueblo de Granada. La noche anterior, un hombre ató a su perra a la bola del remolque de su coche. Después arrancó el vehículo y condujo hasta el pueblo de Diezma, en Granada, arrastrando a la perrita por la carretera. Al llegar y ver al animal malherido, la desató y la dejó abandonada para que muriese, en lugar de llevarla al veterinario.

La Guardia Civil de Guadahortuna se encarga de la investigación

Un ciudadano encontró a Nube, así se llama la perrita, y alertó a la Guardia Civil. La patrulla de Guadahortuna se hizo cargo de la perra e inició una investigación que ha acabado con la identificación de la persona supuesta autora de los hechos.

La Guardia Civil trasladó a la perrita a la protectora de Guadix, Huellas Accitanas

La protectora se hizo cargo de la perrita, proporcionándole los cuidados necesarios y asistencia veterinaria. Tuvo que ser operada debido a la gravedad de sus heridas. De hecho, al equipo veterinario “le costó cerrar algunas heridas”, ya que no tenía piel suficiente, según informa Diario Animalista.

Nube, de dos años, estuvo ingresada varios días. Cuando recibió el alta, la protectora Huellas Accitanas buscó un hogar de acogida para la perrita. Alguien que pudiera llevarla al veterinario para realizarle las curas necesarias.

Según informa Diario Animalista, la perrita se está recuperando muy bien. Gracias a los voluntarios y al equipo veterinario Nube está viva. Pero necesitan ayuda para pagar todos los gatos

Cómo identificaron al supuesto maltratador

La policía siguió el rastro de sangre hasta la entrada de una explotación ganadera en Diezma, un pueblo ubicado también en la provincia de Granada.

Hallaron un coche sospechoso, un todoterreno, con restos de cuerda iguales a los que llevaba la perra en su interior. La finca y el vehículo pertenecían a la misma persona así que identificaron a su propietario como presunto autor.  La policía cuenta con testigos que cofirman que la perra era propiedad de este individuo.

Al investigarlo, los agentes descubrieron que el hombre tiene antecedentes por un caso similar. Hace dos años fue investigado por dejar morir de hambre y sed a unos de sus canes.

El Juzgado de lo Penal número 6 de Granada le impuso una condena de inhabilitación para profesión, oficio, comercio y tenencia de animales durante un periodo de tres meses.

La opinión de Wamiz

Una condena irrisoria que, como es obvio, no lo ha disuadido de seguir maltratando a sus animales de una forma tan brutal. Pero es lo que la justicia considera justo para un caso de maltrato animal con resultado de muerte. Sin comentarios...