Ahora en Wamiz :
Wamiz Logo

Publicidad

Mujer decide darle una oportunidad a un gato mayor sin orejas que todos ignoraban, y solo un día después de adoptarlo...

gato sin orejas © Instagram

Otitis era mayor y estaba mutilado... Nadie le hacía caso en el refugio en el que se encontraba; hasta que algo o alguien cambió su vida...

Por Cristina Ridao, 12 may. 2019

Un gato mayor sin orejas se encontraba en un refugio esperando por un hogar amoroso, pero la gente solo lo miraba y seguía de largo. Hasta que un día, una mujer joven se cruzó con él y se enamoró de él al instante.

Una historia de amor

Molly Lichtenwalner, una estudiante recién graduada, se encontraba buscando una forma de lidiar con su problema de ansiedad. "Estaba padeciendo de ansiedad severa luego de sufrir un accidente de tránsito... Decidí que era el momento de adoptar a un animal para que me ayudara con mis problemas, porque nada me aliviaba más que acurrucarme con cualquier peludo", dijo Molly.

La americana creció en una granja, y los gatos siempre han sido parte de su vida. "Me dije a mí misma que cuando estuviese lista para un gato, adoptaría a uno adulto y con necesidades especiales (que muy rara vez llegan a ser adoptados)". Ella ello un vistazo a la aplicación PetFinder, donde se puede adoptar un gatito, y vio un minino de 9 años y medio con aspecto super diferente.

Adoptar un gato anciano y sordo

"Cuando Otitis apareció en pantalla, supe que era el indicado. Me comuniqué con la asociación de rescate en donde se hallaba (Asociación de Rescates Felinos de Baltimore), lo adopté y pedí más información sobre él", compartió Molly. Perdió sus orejas debido a un enorme quiste, cuyo tratamiento no pudieron costear sus antiguos dueños. Ellos decidieron llevarlo al F.R.A.

Sus orejas debieron ser amputadas, y como resultado de ello, Otitis es sordo, aunque eso no le importa a Molly. "Yo fui la única que quiso adoptarlo". Un día después de llevarlo a casa, Otitis salió de su coraza emocional y no podía parar de abrazar a su nueva humana de por vida.

Él le da besos y abrazos a su madre todos los días.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Otitis (@adventuresofotitis) on

Este gato mayor le cambió la vida para siempre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Otitis (@adventuresofotitis) on

Otitis cuida a su madre mientras esta duerme.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Otitis (@adventuresofotitis) on

Siempre está observando...

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Otitis (@adventuresofotitis) on

A pesar de su edad, Otitis es juguetón y está lleno de energía. En su corazón es solo un gatito. Ser sordo no le molesta en lo absoluto. Él es capaz de "escuchar" a su manera.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Otitis (@adventuresofotitis) on

"¡No más ordenador! ¡Préstame atención ya!"

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Otitis (@adventuresofotitis) on

A Otitis le encanta estar con su madre a todas horas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Otitis (@adventuresofotitis) on

¡Incluso sale a pasear con mamá!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Otitis (@adventuresofotitis) on

"Él es mi Animal de Apoyo Emocional y siempre se pega a mí por las noches, cuando estoy muy estresada o sufro un ataque de pánico", dijo Molly; y continuó: "A menudo es el único que puede calmarme. Adoptarlo fue lo mejor que hice en mi vida y definitivamente fue él quien me rescató a mí, y no al contrario".