Publicidad

Una pareja encuentra un gato extraño en una parada de tranvía: resultó ser algo muy distinto

imagen de un tranvia cat-wow

Imagen de un tranvía

© Shutterstock /alveraquel

El pasado martes 22 de junio, un par de jóvenes vieron un gato un tanto extraño en una parada de tranvía en Łódź (Polonia) e inmediatamente llamaron a la policía. ¡Por suerte para ellos!

Por Vanessa Parapar

Publicado el 30/6/21 14:01

Hace unos días en la ciudad polonesa de Łódź se vivieron momentos muy tensos. Dos jóvenes se encontraron con un gato de color un tanto extraño en la parada de un tranvía. Sin dudarlo, llamaron a la policía. ¡Menos mal!

Cuando los agentes llegaron al lugar, comprobaron que el animal no era precisamente un gato doméstico sino un serval africano

El serval es una especie de mamífero carnívoro que mide entre 67 y 100 cm, más de 24 a 45 cm de la cola, y pesa de 8 a 18 kg.

Un serval africano en el centro de la ciudad

Tal y como se puede leer en las redes sociales que se hicieron eco de esta noticia, el animal estaba muy estresado, asustado, siseaba pero en ningún momento se comportó de manera agresiva. 

Tras una breve persecución por los alrededores de la parada de tranvía donde lo vieron por primera vez y con la ayuda de los jóvenes que lo encontraron, los agentes consiguieron atraparlo sirviéndose de una red. Acto seguido, lo metieron en el coche y lo trasladaron al Centro de Rehabilitación de Animales Salvajes de £agiewniki, como contó un agente a varios medios locales. 

El animal tenía dueña

El personal del centro que recogió al animal realizó todos los trámites para averiguar si el serval tenía dueño. Dicho y hecho, el animal pertenecía a una mujer que presentó todos los documentos que demostraban que el animal era suyo.

¿Se puede tener un serval africano en Polonia?

Sorprendentemente, en Polonia es posible tener un serval africano sin permiso alguno.

Y en España, ¿puedes tener un serval africano en casa?

En España es más complicado convivir con un animal exótico como el serval africano. En nuestro país se requieren permisos especiales para estas especies consideradas por la legislación como salvajes.

Además; el animal debe estar castrado, se le debe realizar un reconocimiento veterinario anual y solo puede tenerse en núcleos zoológicos, según informaciones vertidas en el magazine Zooplus y contrastadas con las leyes de protección animal españolas. 

Cabe destacar que la crianza de un gato de este tipo y las condiciones en las que debe vivir son completamente diferentes a las de los gatos domésticos. 👉 Cuidar de un serval requiere muchos años de experiencia y una sólida preparación. Mientras tanto, los refugios están llenos de maravillosos gatos en adopción, ¿realmente necesitas un gato exótico para ser feliz?